Heraldo-Diario de Soria | Viernes, 21 de septiembre de 2018

EL PUNTO DE VISTA

Pagando el pato

ROBERTO ORTEGA 01/09/2018

El senador por Compromís, Carlos Mulet (que ha entrado en nuestro aburrido verano para alegrarnos la vida), tiene una convulsa vida parlamentaria: hasta abril había registrado 13.854 preguntas en la Cámara Alta. Algunas de ellas, descacharrantes.

Fue él quien quiso saber si el Ejecutivo tenía previsto algún protocolo en caso de un apocalipsis zombi o quien inquirió si el Cristo de la Buena Muerte acudiría a recoger en persona la medalla al Mérito Policial que le había concedido Interior. Cuando Rajoy dijo aquello de “cuanto peor mejor para todos y cuanto peor para todos mejor…”, Mulet  preguntó que “¿a qué se refiere esta frase tan cargada de filosofía e intriga? ¿Hemos de estar realmente preocupados?”. Y cuando las fuerzas de seguridad destinadas al 1-O en Cataluña tuvieron que hospedarse en un barco con dibujos del pato Lucas y de Piolín, la pregunta fue si la Policía había comunicado al Gobierno si “había visto un lindo gatito”.

Da la impresión de que Mulet es un interrogador obsesivo compulsivo que no suelta la pieza fácilmente, de modo que aquí estamos aún con el apasionante caso del pueblecito de Soria que no quería cambiar el nombre de una calle dedicada a Primo de Rivera (¡presente!). En episodios anteriores, Mulet había respondido con cajas destempladas al acalde de Valdelagua del Cerro, llamándole cretino, lo que a su vez había provocado, obviamente, un bonito intercambio de insultos en las redes, y la intervención del PP y de la propia Federación Española de Municipios y Provincias, defendiendo a capa y espada al primer edil.

Ayer viernes la cosa se puso más interesante y leímos aquí que Mulet arremetía contra el PP y contra Lucas (el senador por Soria, no el pato) por “no actuar contra la despoblación”. Parece ser, además, que previamente Lucas había llamado “imbécil” a su homólogo valenciano, a lo que Mulet respondió diciendo que Lucas es “una persona invisible en la Cámara, que no hace nada”, añadiendo que el senador por Soria “votó en contra las propuestas de Compromís contra la despoblación en el debate de los PGE de 2018 y contra inversiones en la provincia”.

¡Qué casualidad! Soria Ya también le acusó esta semana de hacer “cero” cosas por Soria. ¡Vaya veranito lleva Lucas, pagando el/los pato/s! Esto es, a) una injusta conspiración; b) el karma. Elijan ustedes.