Heraldo-Diario de Soria | Jueves, 20 de septiembre de 2018

AÚPA NUMANCIA

Ni urgencias ni prisas

El técnico del Numancia, López Garai, asume que los periodos de adaptación deben cubrirse con resultados, pero cree que es preocupante hablar de ansiedad en la tercera jornada

LUIS HDEZ. CASADO 01/09/2018

La victoria en Lugo no se entiende desde la urgencia, así lo comentó ayer el técnico del Numancia, Aritz López Garai, consciente de que todavía no ha ganado en el arranque liguero, pero que tampoco se ha visto superado por ninguno de los dos rivales con los que se ha medido hasta el momento. Con dos encuentros disputados no es tiempo ya de pensar en las prisas. «No tenemos que verlo desde la urgencia. Es verdad que no hemos conseguido ganar, pero nadie nos ha ganado. Tenemos un partido importante ante un equipo que lo ha hecho bien y que tiene sus necesidades. Es importante ganar para que la confianza de los futbolistas sea mayor y crean en lo que hacen, pero debemos afrontar el partido con tranquilidad», asumió el entrenador, que insistió en no meter presión. «Creo que hablar de urgencias en la tercera jornada sería preocupante. Creo que hay proyectos importantes que tal vez puedan tener urgencias porque sus objetivos son ascender y hacerlo ya y les entran las prisas. No es nuestro caso ni el del Lugo. Ellos han cambiado de jugadores y de entrenador y necesitan un plazo de adaptación, pero hay que adaptarse puntuando. No vale que nos den tiempo si no conseguimos resultados. Los dos equipos estamos deseos de ganar, pero que no nos entre una ansiedad innecesaria», concretó.


Sobre el partido en Lugo, le preocupa seguir concediendo oportunidades al rival, como le ha ocurrido en las dos primeras citas. «Hemos concedido mucho sin que el rival nos genere. En el fútbol se pueden dar todas las circunstancias como que un equipo llegue mucho y no meta gol y otro llegue poco, pero marque. Hasta el momento ahora no he tenido la oportunidad de contar con todos los efectivos en defensa. Esta semana sí, quitando Luis Valcarce. Eso nos permitirá poder elegir y mejorar defensivamente lo que nos ayudará a poder ganar», se congratuló el técnico vizcaíno, que destacó el ánimo de su equipo para afrontar la tercera cita del calendario. «Vamos con la máxima ambición e ilusión de ganar. Hemos realizado dos partidos buenos, pero no nos ha dado para la victoria y tenemos que dar un poco más si queremos ganar, que es lo que toca», confió.


Sobre el Lugo, analizó lo que se puede encontrar el Numancia. «Creo que intentará ser protagonista con el balón, que intentará atacar y ganar en casa frente a su gente. Tuve a Javi López como entrenador en mi época de Salamanca, lo conozco bien y le gusta el fútbol asociativo. Juega con dos delanteros y eso le garantiza presencia en el área. Nos espera un partido difícil. Hemos jugado dos partidos, Córdoba y Cádiz, con un matiz defensivo importante. El Lugo creo que tiene un matiz ofensivo más importante. Vamos a ver cómo está nuestra defensa, si estamos bien y podemos hacer un buen partido. El Lugo es diferente y nos exigirá defensivamente, pero tendremos más espacios para atacar. Nos pondrá en más problemas ofensivamente, nos discutirá la posesión del balón en muchos tramos del partido, pero, a la vez, tendremos más opciones de poder atacar. Un poco mejor, si cabe, porque ofensivamente estoy contento ya que además de generar ocasiones hemos marcado goles», indicó.


Sobre el estilo, el técnico insiste en que los jugadores deben asumirlo y creer en la forma de jugar para que tenga éxito. «No quiero que se pongan nerviosos por no haber conseguido los tres puntos. Quiero que se sientan fuertes y que piensena que hacen las cosas bien, pero mejorar también ya que de lo contrario hubiéramos ganado y no es el caso. Que no les entren dudas ni prisas. Esta forma de jugar si algo tiene peligroso es que te entren prisas y quieras ganar de cualquier manera. Esto es lo peor que nos puede suceder. Tenemos que ganar con nuestro guion, llevando el partido a nuestro terreno y a partir de ahí tendremos opciones de ganar. Que estén tranquilos y seguros de lo que hacen y que lo demuestren una vez más», sostuvo el entrenador, que no ve necesario la aplicación de momento de un plan B por si no salen bien las cosas o se atascan los partidos. «Cuando sea necesario, sí. De momento, no lo ha sido. Frente al Cádiz, frente a diez, terminamos con los cuatro extremos, no pude meter a otro delantero porque no tenía más cambios. El plan B habrá que ponerlo en marcha cuando el A no nos permita llegar al área rival. De momento, no ha sido así», finalizó.

"Plantilla cerrada"

«Plantilla cerrada». Aritz López Garai lo tenía bien claro antes de viajar a Lugo y varias horas antes del cierre oficial del mercado de verano. El plazo para inscribir jugadores espiraba a media noche, pero el club soriano no iba a agotar las horas para reforzar su plantilla. La única duda que planeaba a lo largo del día, según las palabras del entrenador numantino, era la posibilidad de perder peso en el seno del vestuario. «Las entradas están prácticamente cerradas y como mucho puede haber una salida que estamos trabajando en ello. Es difícil. Podemos decir con total seguridad que es plantilla cerrada», confirmó el técnico en la sala de prensa de Los Pajaritos justo a la finalización de la última sesión de entrenamiento y antes de emprender viaje a tierras gallegas.


El Numancia cierra esta ventana de contrataciones con diez incorporaciones, incluida la del tercer portero. Una remodelación importante en la caseta rojilla porque se trata de casi la mitad de los efectivos con los que contará el entrenador durante la primera parte de la temporada hasta que en enero se abra la segunda ventana de contratación en el mercado invernal. De los 25 jugadores con los que trabajará estos próximos meses, uno no estará a su disposición por lesión, Dani Nieto. El balear se incorporará a la disciplina con seguridad el próximo año una vez supere su total recuperación de la rotura de ligamentos en su rodilla.


La opción de incorporar a un nuevo efectivo antes del cierre de ayer del período de inscripción de jugadores llegaba desde la posibilidad de contar con una ficha libre ya que el segundo portero, Gaizka Campos, no tiene licencia del primer equipo y de la opción de haber aligerado la plantilla con la salida de un efectivo, que finalmente no se ha producido. La intención del técnico ha sido la de disponer de un grupo más reducido y utilizar a los jugadores del filial en momentos puntuales.