Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 26 de septiembre de 2018

INFRAESTRUCTURAS

Barcones se reúne el 10 y el 17 con Adif y Renfe para exigir soluciones

Luis Rey revela contactos preparatorios para plantear alternativas

ANTONIO CARRILLO 02/09/2018

El tren de Soria ha protagonizado un verano cuajado de incidencias que van desde meros retrasos de casi una hora hasta la utilización de locomotoras eléctricas que, por no estar la línea electrificada desde Torralba, tenían que dejar a los pasajeros en un autobús en Medinaceli. Para intentar poner freno al progresivo deterioro del servicio la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, se reunirá los días 10 y 17 de este mes con los máximos responsables de Renfe y Adif. El objetivo es presionar para que se tomen medidas ante una infraestructura que languidece.

La propia Barcones confirmó ayer durante su visita a la localidad soriana de Vinuesa que «tengo cerrada ya como delegada del Gobierno reunión tanto con la presidencia de Adif como con el presidente de Renfe. Una va a ser el día 10 y otra el día 17». La primera empresa es la titular de las infraestructuras, esto es, de las vías y estaciones. La segunda es la encargada de prestar el servicio con sus trenes.

La delegada avanzó que lleva «diversas cuestiones que afectan a Castilla y León y por supuesto el problema que tiene la línea y la prestación del servicio en la provincia de Soria. Es algo en lo que estamos trabajando de la mano absolutamente todas las administraciones sorianas». La conexión con Madrid es la única disponible con la provincia y en una jornada sin incidencias se tarda unas tres horas en cubrir poco más de 200 kilómetros. Pero incluso con esta lentitud ya asumida, es habitual que surjan imprevistos.

«El subdelegado del Gobierno», Miguel Latorre, «está en todo momento al frente de la cuestión y se están produciendo reuniones en distintos niveles. Por una parte, las instituciones sorianas con el subdelegado del Gobierno y por otra parte, yo como delegada del Gobierno, trabajando todos en la misma dirección», aseveró.

El objetivo es «dar una solución a corto plazo a la prestación del servicio y una solución a medio plazo de lo que es la línea en sí». Lo primero pasaría por la intervención de Renfe, de quien dependen las máquinas averiadas, con retrasos o simplemente no disponibles; lo segundo ya atañe a la parte de infraestructuras y es competencia de la entidad pública Adif.

Por su parte el presidente de la Diputación Provincial de Soria, Luis Rey, desveló que «tuvimos un pequeño contacto con Adif hace unos días donde les trasladamos que había que buscar medidas y alternativas como previa y preparatoria a la reunión que va a mantener la delegada del Gobierno».

Durante esta cita «pusimos encima de la mesa las distintas alternativas que se pueden trasladar para la mejora de la línea». La respuesta fue hasta cierto punto positiva, si bien hasta el momento los avances han sido escasos. «De momento receptividad, estudio, análisis, mirarlo, comprensión...».

Uno de los principales argumentos fue algo tan sencillo como la enumeración de los problemas que está registrando el servicio de manera habitual. «Trasladamos todo el dossier de este año de los problemas que ha habido con la línea. En este sentido es verdad que tuvimos toda la receptividad», apuntó en la mañana de ayer Rey.

No obstante «ahora hay que pasar de las palabras a los hechos. Esto son tomas de contacto para trasladar el problema, para poner encima de la mesa posibles soluciones para analizarlas y esperemos que ya en las próximas reuniones que se celebran se puedan ir poniendo ya medidas encima de la mesa» de cara a adecentar un servicio en el punto de mira.