Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 26 de septiembre de 2018

Las ayudas de gastos básicos de vivienda movilizan 435 solicitudes

El volumen de las registradas sigue por encima del nivel de las 400 desde hace años

JOSÉ ÁNGEL CAMPILLO 02/09/2018

Las mejoras de la economía siguen sin alcanzar a un buen número de familias, cuyos ingresos son tales que tienen que recurrir a las convocatorias públicas para atender una serie de necesidades. En el caso de las ayudas para cubrir gastos básicos de vivienda han sido 435 las solicitudes registradas en el Ayuntamiento de la capital, según el dato ya con el plazo cerrado hace unos días. Desde hace años el nivel por encima de las 400 peticiones se mantiene, en una convocatoria que ya habitualmente tiene que incrementar su presupuesto inicial de 100.000 euros.


En el pasado ejercicio el nivel de solicitudes fue algo superior, con 467 registradas al finalizar el plazo. En 2016 y 2015, las cifras se elevaron a 419 y 445, respectivamente. Las ayudas suponen un pago único de 350 euros, que se eleva a 400 en el caso de las familias numerosas. La materia subvencionable son las aportaciones de comunidad, electricidad y calefacción de propietarios o arrendatarios, siempre que se trate de la vivienda habitual.


La línea movilizaba 65.000 euros, hasta que por el volumen recibido el Consistorio incrementó el presupuesto a 100.000. Sin embargo, en los últimos ejercicios ha sido necesario elevarlo, dado el propósito de no dejar fuera a ninguna solicitud que cumpliera con los requisitos. Así, el año pasado se concedieron 356 ayudas que llegaron a movilizar 126.000 euros. Las 342 atenciones de 2016 se tradujeron en 122.000. El máximo de dotación se alcanzó en 2015, cuando hubo que recurrir a 35.000 euros más.


Las ayudas se conceden en función de los ingresos de la unidad familiar, atendiendo al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples. También se tienen en cuenta el número de miembros, además de incluir una serie de criterios sociofamiliares. O sea, unidades monoparentales, mujeres víctimas de violencia de género, desempleados que cobran prestación o subsidio, emigrante retornado o discapacitado, según las bases.


El respaldo a los gastos básicos de vivienda congregó en 2017 el mayor número de ayudas dentro de las diferentes líneas que sostiene el área de Acción Social. Las 356 concesiones superaron a las concesiones de urgente necesidad, pagos en este caso directos y no por convocatoria que reunieron 351expedientes. En total, durante el año pasado la cobertura de estas y otras necesidades (ayudas de guarderías, material escolar y bonotaxi) sumaron 387.143 euros, una cantidad casi idéntica a la del ejercicio precedente. También desde el punto de vista de las concesiones, con 1.042 en 2017 frente a las 1.060 de 2016. En el inicio de la crisis, en 2008, las líneas de Acción Social movilizaron 88.662 euros, con un resultado de 311 ayudas.