Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 23 de septiembre de 2018

CaixaBank reafirma su decisión de traslado de sede a Valencia

"Si tuviéramos que volver a adoptar esa medida, lo haríamos", afirma el consejero delegado de la entidad. Gortázar defiende que la obligación del banco es preservar la confianza de sus clientes

ROSA MARÍA SÁNCHEZ 05/09/2018

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, se ha reafirmado este jueves en la decisión adoptada por el consejo de administración en octubre pasado de desplazar la sede social y  fiscal de la entidad desde Barcelona a Valencia. "Creo que en las mismas circunstancias, si tuviéramos que volver a adoptar esta decisión, lo volveríamos a hacer", ha admitido Gortázar en el Congreso de los Diputados, a preguntas de los portavoces en la comisión que investiga la crisis financiera.

La decisión del traslado de la sede se produjo el 6 de octubre, pocos días depués de la consulta independentista del 1-O en medio de una creciente incertidumbre política y económica en Catalunya. Según Gortázar se trató de "una decisión puramente profesional; no, política" con la que se trató de "proteger la estabilidad del banco" y la "confianza de sus depositantes y clientes" que ya habían abierto una proceso de fuga de ahorros y capitales. 

El debate sobre el traslado de las sedes fuera de Cataluña ha vuelto a la actualidad después de la decisión del consejo de administración de Agbar de fijar de nuevo su sede social en Barcelona. Agbar fue una de las primeras de las grandes firmas de Cataluña que decidió trasladar su sede a Madrid en los días convulsos del inicio de octubre del 2017, siguendo los pasos de Gas Natural, Banc Sabadell o CaixaBank, entre otras. Desde el punto de vista de Gortázar, sin embargo,  a estos efectos no es lo mismo una empresa industrial que otra del sector financiero. "La importancia de la confianza y la estabilidad es crítica para la banca. No podemos esperar lo mismo de una entidad bancaria que de otro tipo de empresas", ha dicho.

Con estos comentarios, Gortázar ha dado respuesta a las preguntas formuladas por los diputados en la comisión de investigación. Quien más énfasis había puesto en ello había sido el portavoz de ERC, Joan Capdevila, que criticó lo que él mismo llamó como "el 'decreto Fainé' que favoreció que la decisión del traslado de sede pudiera ser adoptada por el consejo de administración sin necesidad de convocar una junta de accionistas.  "¿Se precipitó La Caixa al anunciar el cambio de sede? ¿lo volverían a hacer ustedes? ¿son conscientes de que se metieron en poítica? ¿se sintieron cómodos actuando como agentes del artículo 155?" preguntó Capdevila a Gortázar.