Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 17 de noviembre de 2018

SUCESOS

La Guardia Civil amplía a Soria la búsqueda del preso

La Comandancia de Zaragoza pide la colaboración de la de Soria para hallar a Benito Ortiz Perea

HDS 06/09/2018

soria
La Guardia Civil no descarta ninguna hipótesis sobre la fuga del preso de la cárcel zaragozana de Zuera Benito Ortiz Perea. La fuga tuvo lugar el 29 de agosto en el momento de acceder a la prisión de Zuera tras regresar del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. «Justo en el momento de ingresar al centro penitenciario, cuando se retira la custodia de la Guardia Civil, el reo consiguió soltarse los grilletes en el interior de la ambulancia que le trasladaba y huyó», señalaron fuentes del Instituto Armado, informa Europa Press.
La Benemérita ha ampliado el radio de búsqueda y ha pedido la colaboración de las Comandancias que limitan con Zaragoza, como la de Soria, además de Huesca, Navarra y Teruel, así como el apoyo en todo el ámbito nacional.
El Instituto Armado ha solicitado la colaboración ciudadana para localizar al preso huido, llamando a los teléfonos de emergencias 062 y 112. Benito Ortiz Perea tiene 61 años, es de complexión delgada y tiene una estatura de 1,65 metros. En el momento en el que escapó vestía un jersey oscuro, pantalones vaqueros y zapatillas deportivas de la marca Reebok de color negro. Este delincuente estaba en prisión por delitos de robos con intimidación y le restaban 182 días para terminar de cumplir su condena.
Pertenece a un peligroso clan de delincuentes y se fugó mientras era trasladado en ambulancia desde el hospital Miguel Servet de la capital aragonesa al citado centro penitenciario. Según confirmó la Delegación del Gobierno en Aragón, la fuga tuvo lugar el referido día 29 de agosto sobre las 12,15 horas y la Guardia Civil puso en marcha un dispositivo de búsqueda en el que participó un helicóptero.
Ortiz Perea, de 61 años, cumple una condena de 25 años y ocho meses de cárcel por el secuestro de una mujer en Zaragoza en 2016 y el posterior atraco a una armería en Huesca, en el que resultó herido el propietario del negocio. La huida se produjo en las inmediaciones de la prisión, situada a las afueras de la localidad de Zuera en medio de un descampado, aunque relativamente cerca de la carretera.
El preso volvía a la cárcel en una ambulancia escoltado por un coche de la Guardia Civil. Instituciones Penitenciarias señaló que había acudido al hospital para someterse a una revisión médica ordinaria. Los hechos se pusieron en conocimiento del juzgado de guardia, que dictó una orden de búsqueda y captura. Se investigan las circunstancias en las que se produjo la huida. Al parecer, el recluso aprovechó cuando se abría el portón de acceso a la prisión para salir de la ambulancia, saltar la valla metálica y huir. El sindicato de prisiones ACAIP ha denunciado la sustitución de dos guardias civiles por dos vigilantes de seguridad en la cárcel de Zuera. Considera que si hubieran estado los agentes la búsqueda del fugado se podría haber iniciado desde el primer momento.