Heraldo-Diario de Soria | Martes, 25 de septiembre de 2018

TRIBUNALES

El acusado reconoce en el juicio que violó a la anciana

El fiscal rebaja la petición pena a 13 años al eliminar la agravante de disfraz

MILAGROS HERVADA 07/09/2018

El acusado de agredir sexualmente a una anciana de 84 años de edad en febrero de 2017, en la localidad de San Pedro Manrique, reconoció ayer en el juicio ser autor del delito que se le imputa, ratificando, punto por punto, la denuncia de la víctima sobre los hechos.
La vista oral celebrada en la Audiencia Provincial de Soria, a puerta cerrada, sirvió para que el encausado, A.A., de 20 años de edad cuando se produjo el triste suceso, se atribuyera la autoría, a pesar de que en un primer momento después de la detención negara cualquier implicación.
Su reconocimiento motivó que el juicio, previsto para dos días, quedara ya ayer pendiente de sentencia, al renunciar las acusaciones a varias de las pruebas previstas para hoy, al considerar que ya resultaban innecesarias.
Asimismo, en las consideraciones finales de la vista, tanto la Fiscalía como la acusación particular rebajaron la petición de pena de los 15 años que reclamaban inicialmente a 13, por un delito de agresión sexual. Según explicaron ambas fuentes, retiraron la solicitud de agravante de disfraz, ya que el acusado llevaba puesto un pasamontañas cuando penetró en la vivienda de la víctima por una ventana, pero en un momento dado en que se le cayó, perpetró la agresión a cara descubierta, «sin importarle ser reconocido».
Además de los 13 años de pena, las acusaciones piden una orden de alejamiento de los hijos de la víctima, ya fallecida, por ese mismo tiempo de condena, así como que les indemnice en la cantidad de 80.000 euros.
En cuanto a la posible motivación que llevó a este joven a agredir sexualmente a una mujer de 84 años, vecina como él de San Pedro Manrique, el acusado no se pronunció al respecto en el juicio. Lo que sí dejaron claro los forenses que le exploraron y estudiaron es que A.A. está en posesión de todas las capacidades volitivas e intelectivas, por lo que era consciente de lo que hacía en el momento de la agresión. Aunque tras ser detenido no prestó declaración, sí lo hizo posteriormente cuando se conocieron los resultados de las pruebas biológicas realizadas, reconociendo lo ocurrido pero asegurando que se encontraba bajo los efectos del alcohol y las drogas, por lo que su defensa solicitó para él la libre absolución. No obstante, no consta en autos nada al respecto del consumo de sustancias estupefacientes o alcohol por parte del encausado, por lo que no fue asunto a tratar en el juicio celebrado ayer en la Audiencia Provincial de Soria.
Según indicó a este medio el letrado del acusado, el reconocimiento ayer en el juicio de todos los aspectos declarados por la víctima se produce tras decidir que «es la situación más ventajosa» para él.
A.A. se encuentra recluido en el centro penitenciario de Soria, en condición de preventivo, desde febrero de 2017, tras ser detenido por los hechos que se le imputan, ya que fue identificado por la propia víctima, que le reconoció como vecino de la localidad de Tierras Altas. Este suceso causó estupor en la zona, así como total desconcierto por producirse una agresión sobre una persona de avanzada edad.
Tal y como publicó ya este periódico, el joven entró en la vivienda de la víctima por la ventana y posteriormente la agredió sexualmente, tras lo que abandonó el lugar. La Guardia Civil le detuvo horas después, de madrugada, y fue trasladado a la Comandancia de la Guardia Civil, donde se negó a declarar. El juez del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Soria, que se encontraba de guardia, decretó el ingreso en prisión del detenido ante la gravedad de los hechos que se le imputaban.