Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 23 de septiembre de 2018

MEDINACELI

Utrilla desmiente a Mulet y afirma que se cambió la plaza «hace años»

El senador de Compromís pone como ejemplo a Medinaceli de cara a «la negativa o impertinencia de alcaldes aislados» que no han modificado los nombres de las calles

Virginia Fernández 08/09/2018

El alcalde de Medinaceli, Felipe Utrilla (PP), desmintió ayer que el Consistorio haya cambiado el nombre de la plaza Mayor de la localidad ante la petición de Compromís dentro de la campaña del partido para la eliminación de rastros del franquismo en el callejero de todo el Estado. El regidor aseguró que «hace unos 35 o 40 años que la plaza pasó a llamarse Mayor» y abandonó la nomenclatura de El Generalísimo. «No es cierto que vayamos a cambiar el nombre porque yo llevo 24 años en el Ayuntamiento y cuando entré ya hacía bastante que ya se llamaba plaza Mayor», explicó el primer edil, quien sí admitió que «en alguna guía telefónica, por ejemplo, se mantenía» la anterior designación. «Pero eso no es algo de lo que tenga que encargarse el Ayuntamiento», matizó. Por ello recientemente se remitió una carta al Instituto Nacional de Estadística (INE) «el cambio por el de plaza Mayor, que es su denominazión actual» con el fin de cumplir con la denominada Ley de la Memoria Histórica. «Pero una cosa es que pidamos que se actualice y otra es que cambiemos ahora el nombre», afirmó Utrilla al respecto.

Y es que el senador de Compromís Carles Mulet puso ayer como ejemplo a la localidad ocelitana por este hecho ante «la negativa o impertinencia de alcaldes aislados».

En su petición, remitida al Consistorio de Medinaceli en junio, el senador ya admitía que «se trata del listado del INE, que en algunos casos seguramente no se corresponderá con la denominación actual», algo que habían comprobado, por ejemplo, en municipios en los que les habían comunicado el cambio después de la petición. «Pero por eso vamos a pedir a todos estos ayuntamientos que corrijan y actualicen con el INE esta situación, bien comunicando el cambio de nomenclatura o bien aprobando por los órganos de Gobierno el cambio efectivo; ya que de mantenerse en el INE es igualmente incumplir la legalidad, ocasiona que miles de cartas, notificaciones o documentación circule con esta denominación que atenta contra la memoria democrática», indicó en el escrito. «Entendemos, conociendo en la mayoría de casos, estaríamos ante una falta de comunicación al INE de los cambios de denominación, y en otros, los menos, por un incumplimiento flagrante de la legislación vigente en cuanto a la actualización del callejero a lo que marca nuestro ordenamiento jurídico», añadió.

Tal y como informa Compromís a través de una página web en el que pubica un listado actualizado de los municipios que han cambiado o actualizado los nombres del callejero que puedan incumplir con la Ley de la Memoria Histórica, en la provincia de Soria son cuatro las localidades que ya han comunicado el cambio de los nombres franquistas de sus calles por acción del partido desde el Senado.

Carles Mulet ha sido protagonista en las últimas semanas tras arremeter contra el Partido Popular (PP) de Castilla y León y contra el senador del partido, el soriano Juan José Lucas, por sumarse a la polémica con el alcalde de Valdelagua del Cerro, al que Mulet llamó «tonto del pueblo», al asegurar que no hacían «nada» por luchar contra la despoblación que azota la región.

La polémica saltó a raíz de los insultos de Mulet contra el regidor popular soriano al que llamó además «cretino» a través de las redes sociales. El alcalde del PP reprochó al senador de Compromís en una carta que le solicitase el cambio del nombre franquista de una de las calles de la localidad que rige al considerar el senador de Compromís que no cumplía con la Ley de la Memoria Histórica en lugar de aportar medidas para combatir la despoblación.

Los argumentos de la carta del alcalde soriano fueron aplaudidos por los responsables de su partido que además criticaron los insultos proferidos por Mulet y salieron en defensa y apoyo del alcalde del pequeño municipio soriano, por lo que solicitaron la reprobación del senador de Compromís si no los retiraba.
Mulet, en un comunicado de prensa, mostró su sorpresa porque el PP de Castilla y León se tomó sus apelativos hacia el alcalde como «una gran ofensa» y reprochó a la formación conservadora que este partido político que gobierna la comunidad desde hace años «tiene bastante responsabilidad en la despoblación y en el mantenimiento de los símbolos franquistas».