Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 22 de septiembre de 2018

NUMANCIA

Juan Carlos: «La portería a cero era la asignatura pendiente»

El meta rompió el domingo la racha de doce partidos consecutivos encajando / Pide al aficionado «paciencia», pero no pone excusas: «A veces estamos mejor, a veces peor»

Sara I. Belled 11/09/2018

«Era la asignatura pendiente», asegura Juan Carlos. La portería a cero era una desaparecida en el Numancia hasta esta jornada. Lo había sido, de hecho, desde el pasado mes de abril, cuando Aitor todavía cubría la retaguardia rojilla. En liga eran una docena los encuentros consecutivos en los que los sorianos no habían conseguido dejar la meta a cero. Eso cambió el domingo, gracias en gran parte a una gran actuación de Juan Carlos que afianzó a los de López Garai atrás.

«El equipo es verdad que trabajó muchísimo en defensa, salió con las ideas claras y era de las cosas que teníamos que mejorar y se mejoraron», zanja el portero, consciente de que «ha habido momentos que defensivamente hemos estado brillantes y ofensivamente hemos estado un poco peor» y que «ayer (por el domingo) quizá fue lo contrario». El Numancia ganó el primer partido de este curso por un gol a cero ante el Elche. Regaló a Los Pajaritos los primeros tres puntos, aunque hubo peros.

«Estuvimos defensivamente muy bien y ofensivamente, aunque se ganó el partido, nos faltó esa lucidez que veníamos dando sobre todo los dos primeros partidos». Entiende Juan Carlos que el equipo está inmerso «en un periodo de adaptación» y en busca de ese equilibrio entre lo ofensivo y lo defensivo. «El equipo está trabajando al máximo para conseguir eso y seguro que el tiempo dará la razón».

Las comparaciones son inevitables. Y aunque ya hace tiempo que el guipuzcoano se marchó alLevante, Juan Carlos sabe que tiene que lidiar con ello. «Ya me preocupa poco eso. Con los años ya te das cuenta que al final el fútbol pasa para todos y los momentos buenos, como Aitor los tuvo en su día, han pasado y ahora el presente es Juan Carlos y eso no me va a hacer ni jugar mejor, ni peor». Cuestionado en algunos de los primeros encuentros, quizá de forma prematura, el meta tiene claro aquello de que ni estos son tan buenos ni aquellos fueron tan malos, o al revés. «Siempre de puertas hacia fuera se tiende a comparar. Es evidente, eso no lo voy a cambiar ni yo ni nadie, pero al final todos somos profesionales, sabemos lo que tenemos entre manos y lo único como profesional te digo es que tengo que mantener el trabajo diario, la calma y lo demás llegará solo».

Durante los primeros minutos del encuentro disputado en Los Pajaritos este domingo, pudieron escucharse algunos pitidos, si bien aislados, que ponen de manifiesto la inquietud de parte de la afición soriana por ver resultados en este comienzo de temporada. «Entiendo al aficionado que a veces se desespere por el tema de querer sacar la jugada desde atrás. La gente pide: ¡Venga para adelante, para adelante! Es un poco el runrún. Pero es la manera de jugar que tenemos nosotros y tenemos que ir a muerte con la idea del míster», explica Juan Carlos. Sabe que no es fácil, «porque al final es otra idea de juego respecto al año pasado». Y en su posición la cosa se complica. «En mi caso asumes mucho más riesgo con el juego de pies, pero es la idea que tenemos y tenemos que ser claros. Vamos a seguir jugando así y yo desde aquí al aficionado lo que le pido es que tenga paciencia y que nos apoye». Los rojillos tienen «un camino trazado que es empezar a jugar desde atrás» y esa es la idea que quieren llevar al campo. «Está claro que a veces estamos mejor, a veces peor, pero lo que tenemos claro es que la idea es esa y con sus cosas buenas y malas tenemos que ir a muerte con esa idea», repite.

Mientras tanto, Juan Carlos, que abordó esta pasada jornada el cuarto partido en liga con el Numancia, se encuentra «cada vez con mejores sensaciones». «Sí que es verdad que a nivel personal el vestuario me ha acogido muy bien y en lo profesional, en el campo, yo creo que cada día me encuentro mejor». Lo dijo el míster al acabar el encuentro en rueda de prensa y lo confirma el portero. La victoria, sea como fuese, es un golpe de moral para el equipo. «La verdad es que el partido de ayer a nivel personal me fue bastante bien, me encontré mejor que el anterior y así sucesivamente». Sin presión, pero sin excusas, el meta sigue teniendo la confianza del técnico y demostró en el césped de Los Pajaritos que su adaptación va tomando forma.