Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 21 de noviembre de 2018

ATLETISMO

Raquel Álvarez conquista el mundo en Málaga

La saltadora del CAEP consigue el oro con un salto de 1,75 metros en su primera competición mundialista como veterana en la categoría de más 35 años

Sara I. Belled 11/09/2018

La guinda que le faltaba a una temporada para enmarcar. La saltadora del CAEP Raquel Álvarez saltó ayer 1,75 metros para subirse al primer cajón del podio del Campeonato de Mundo de atletismo veterano que se celebra en Málaga. En la misma cita ayer, la soriana Elisa Hernández, con 2:21.53, no pudo pasar a la final del 800 de 40 a 44 años y participará en el 5.000 metros mañana y en el 1.500 el sábado. Enrique Márquez, entrenador y marido de Álvarez, dejó el listón también en salto de altura en 1,70 metros y quedó octavo en la prueba de 40 a 45 años.

«Estoy súper contentísima porque es una manera de terminar la temporada con el broche de oro, una temporada redonda». Tanto como la medalla de oro que ayer sumó a sus palmarés.

Para la torensana afincada en Soria desde hace más de una década, con 35 años, este era el primer Mundial al que acudía. Y llegaba «preocupada» tras sufrir una intoxicación alimentaria el día anterior que parecía que la había dejado sin fuerzas. Al final nada de nada. «Me he encontrado súper bien. Hay un ambientazo y una motivación increíble y eso me ha ayudado mucho», decía ayer todavía a pie de pista y vía telefónica.

Saltó con solvencia el 1,75 metros, por encima del 1,61 metros que consiguieron sus inmediatas perseguidoras, la francesa Marie Christine Plasse, segunda, y la húngara Magdolna Kresz, tercera.
Con una marca de la temporada de 1,81 metros, Raquel partía con el mejor de todas sus contrincantes e intentó saltar 1,80 metros. Pidió palmas y el público respondió, pero «por muy poquito» no consiguió superar la barra.

Instantes antes de subir al podio, la atleta del club soriano Las Celtíberas hacía balance de una temporada «para recordar» en la que consiguió hacerse con el oro nacional. Con 35 años, varios más que sus contrincantes, Raquel Álvarez es la actual campeona de España de salto de altura (con un mejor salto de 1,79 metros y tres nulos sobre 1,82). Un galardón nacional que consiguió tras la retirada de Ruth Beitia, coetánea de la torensana y considerada la mejor saltadora de la historia de España.

Participó también por primera vez esta temporada en el campeonato Iberoamericano, pero acabó segunda, por lo que se quedó sin escuchar en su honor el himno de España. «No sé que voy a hacer, me hace mucha ilusión, igual me hecho a llorar», aseguraba riendo. Ayer, Raquel estaba «contenta, muy contenta». Y ya contaba los días para volver a empezar la temporada. Teóricamente este lunes, aunque piensa que su entrenador le iba a dar «un par de semanas más de descanso». Sin duda merecidas.