Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 19 de septiembre de 2018

ALMAZÁN

Almazán renuncia a una ayuda por carecer de plan de vivienda

La convocatoria, del Plan Soria, requiere tenerlo a los municipios con PGOU

Pilar P. Soler 11/09/2018

El Ayuntamiento de Almazán ha tenido que renunciar a una ayuda para la rehabilitación de viviendas por carecer de Plan de Vivienda, un requisito de la convocatoria de la Diputación Provincial para aquellos municipios que tienen Plan General de Ordenación Urbana, los menos en la provincia habida cuenta de que la mayoría siguen su ordenamiento a partir de normas urbanísticas municipales. Así lo aseguró el alcalde, y diputado provincial, José Antonio de Miguel, quien cree necesario introducir alguna modificación en la convocatoria para que los pueblos con planeamiento a través de PGOU puedan acceder también a estas ayudas, ya que «apenas hay municipios con Plan de Vivienda, ni siquiera capitales de provincia».

En concreto, según el dirigente municipal, el Ayuntamiento tuvo que renunciar a una subvención de 40.000 euros para arreglar una vivienda situada en la calle Fortaleza, «una de las muchas que tenemos y precisan de arreglo». El político –ex de Cs y no adscrito- conocía con antelación este requisito del plan si bien presumía que «la elaboración de un plan de vivienda era algo más sencillo, pero casi requiere tanto tiempo y dinero como un plan general».

Por esta razón, pedirá a la institución que en la próxima convocatoria se haga eco de este matiz que, a su juicio, podría solventarse introduciendo una cláusula en la que se diferenciaran los fondos procedentes de la Junta y los de Diputación (administraciones que sustentan el Plan de Dinamización). «La normativa es de la Junta, así que se si hiciera es diferencia en las partidas podríamos acceder; si no, no podremos actuar».

ElAyuntamiento adnamantino adjudicó recientemente una ayuda para la rehabilitación de una segunda vivienda municipal, en este caso en el barrio de Fuentelcarro, que cuenta con subvención del Plan Soria ya que «en este caso no es necesario este requisito». Se trata de una casa que se pondrá al alquiler de nuevos pobladores, cuyas obras fueron adjudicadas a la empresa Santisa Almazán, por importe de 40.000 euros. La firma fue la única que se presentó a la licitación, de las siete invitadas a hacerlo, debido a la premura con la que tienen que estar hechas las obras, según fuentes municipales, plazo marcado en la convocatoria para el 31 de septiembre.

En el caso de El Burgo, su Ayuntamiento no solicitó ninguna ayuda a la rehabilitación de viviendas al amparo del Plan Soria. «Si no solicitamos ayuda es porque no podríamos acceder a ellas. Nos acogemos a la mayoría de las convocatorias que pueden suponer un ahorro para las arcas municipales», indicó el alcalde, el popular Jesús Alonso, recordando que el municipio tiene una convocatoria de ayudas a través de un plan específico para la rehabilitación de viviendas. Una línea dotada de unos 25.000 euros.

Por lo que atañe a Soria, también con PGOU, se le concedió una subvención de unos 18.000 para rehabilitar una casa en la calle San Benito. Ayuda que en un principio fue desestimada y concedida más tarde, el 29 de agosto en Junta de Gobierno, debido al desestimiento de subvenciones por parte de otros municipios. Salduero y Arcos han renunciado a ayudas a la rehabilitación de viviendas, si bien ninguno por carecer de plan de vivienda.