Heraldo-Diario de Soria | Lunes, 9 de diciembre de 2019

16:48 h. ANIMALADAS

Perros educados, bienvenidos a la provincia

Soria registra 171 casas rurales y 15 hoteles que admiten perros en las instalaciones del establecimiento

P. P. S. 01/12/2018


Perros educados, bienvenidos a Soria. Mutatis mutandi, establecimientos hosteleros de Gijón muestran al cliente un eslogan muy parecido a éste y es el mensaje que ha dejado Pipper a su paso por la provincia, el primer perro turista que da la vuelta a España para promocionar los viajes con mascota.
De la mano, o de la paga, como se prefiera, de Pablo Muñoz Gabilondo, la iniciativa cuenta con el apoyo de la Fundación siglo para el Turismo y las Artes de Castilla y León, entre otros colectivos y organizaciones, y poco a poco va calando en el sector. «Soria tiene un nicho pendiente de explotar, que es el de los millones de turistas que se mueven con mascota, y ello presenta una oportunidad turística importante», apunta Muñoz Gabilondo, que puntúa a la provincia con un suficiente. «Está mejor que muchas, pero hay que fijarse en los mejores», añade, poniendo el ejemplo de la capital asturiana, donde el Ayuntamiento tiene un distintivo municipal para aquellos establecimientos hosteleros que dejan entrar a canes. ¿Por qué no promover algo similar en Soria, que es claramente un destino de naturaleza, lo cual es importante para los diez millones de turistas que tienen perro? La idea no le desagrada en absoluto a Pipper, que tuvo ocasión de comprobar el atractivo natural de Soria y la buena estancia en algunos establecimientos donde fue recibido.

Del conjunto de establecimientos hosteleros que registra la provincia, admiten perros 15 hoteles y 171 casas rurales, según las cifras facilitadas por PabloMuñoz. Cuatro de estos establecimientos están en el término de la capital y también en las siguientes localidades: El Burgo de Osma, Arcos de Jalón, Medinaceli, Almajano, Vinuesa, San Leonardo; Noviercas, Navalcaballo y Molinos de Duero.
La de Soria, a comienzos de semana, fue una etapa más de las que Pipper está recorriendo en el conjunto del país. Comenzó en mayo en Salamanca y en cada lugar al que va graba un cortometraje y se hace fotografías, como las que han mostrado estos últimos días las redes sociales de bares de la capital con Pipper tomando algo con su dueño en el interior.

Su intención es recorrer todas las Comunidades Autónomas. «La iniciativa se inspira en embajadores caninos de Japón, Florida o Londres», que sin duda envidiarían el periplo de Pipper por tierras sorianas, donde mantuvo un encuentro con un dinosaurio en Tierras de Magaña y hasta departió con un poeta en la capital. Turismo cultural y de naturaleza. ¿Quién da más?