Heraldo-Diario de Soria | Lunes, 17 de junio de 2019

11:44 h. MARINA MUÑOZ / GERENTE DE JUGUETES Y HOGAR DE JUSTO MUÑOZ

«El juguete sexista es cosa del pasado, los nuevos padres lo tienen superado»

Se define como una persona «castellana» y eso implica ser «seria, honesta y trabajadora», aunque matiza que no hay que confundirlo con «desagradable o tirana». Madre de una hija de 23 años y de mellizos de 19, siente la misma «ilusión» año tras año cuando llegan estas fechas y su establecimiento se convierte en el referente del juguete. El trabajo desborda durante estas semanas pero afirma que no se iría de vacaciones durante estos días «por nada del mundo».

J.I. FERNÁNDEZ 27/12/2018

Pregunta.- ¿A quién ha escrito la carta a los Reyes o a Papá Noel?

Respuesta.- Soy de los Reyes Magos, creo que es una fiesta mágica, una noche de ilusión. Aunque en esas fechas ya estoy agotada, disfruto mucho, tengo todavía ese gusanillo. Es la mejor fiesta del año.

P.- Pero ese hombre de barba y que viste de rojo nos ha conquistado.

R.- (Risas). Pues sí, nos ha conquistado el territorio. Cuando yo era pequeña a Papá Noel no se le mentaba, ahora lo que se hace es repartir regalos entre los dos días. También es otra fiesta bonita, incluso viene a mi casa, pero los Reyes son más especiales.

P.- ¿Usted tiene un poco también de reina maga?

R.- Aunque estos días el trabajo nos desborda, es cierto que es un trabajo muy agradecido y bonito. Observar la cara de un padre que ve cómo hemos conseguido el juguete que estaba buscando, vale oro.

P.- ¿Los niños siguen jugando?

R.- Sí, pero es cierto que la edad del juguete ha bajado. Se ha dejado de jugar antes.

P.- Con el feminismo en pleno auge, será complicado vender muñecas y coches.

R.- El juguete no sexista es lógico. Un niño puede jugar con una cocina o un carro de la compra porque ve que en su casa las tareas se comparten entre los padres. Esto ha evolucionado un montón. A nuestras generaciones nos rechina, pero las nuevas lo tienen superado. Es una cosa natural y normal que los niños ven perfectamente.

P.- ¿Cuál es el rey de esta Navidad?

R.- Unas muñecas, las ‘Bellies’ de Famosa, han estado agotadas mucho tiempo. Cuando no hay un juguete se crea una bola porque todo el mundo ansía aquello que no se tiene. Cuando algo es difícil de conseguir nos volvemos todos locos. La mejor noticia que te puedo dar es que tenemos ‘Bellies’. (Risas).

P.- ¿Mejor cantidad o calidad?

R.- Soy partidaria de calidad. Prefiero hacer uno mejor que varios de menos. Ahora a los niños se les regala juguetes en muchas fechas, es un momento para regalar algo más especial.

P.- Prima la teoría del incentivo. ¿Dónde queda el hacer las cosas porque es tu deber?

R.- Eso es verdad. Al niño se le puede regalar pero haciéndole ver que no todo cae del cielo y que todo cuesta trabajo.

P.- ¡Cómo ha cambiado esto de los regalos!

R.- Una barbaridad. El primer documento de Justo Muñoz es de 1912. Era un pequeño bazar que se vendía de todo en Fuente Dorada. De esto que te cuento fíjate lo que hemos evolucionado. La labor ha sido de mi padre, que siempre ha tenido un olfato especial y sobre todo, con mucho trabajo e ilusión. Y es lo que nos ha inculcado a Pedro, mi hermano, y a mí.

P.- ¿Con qué juguete soñaba de pequeña?

R.- Con la Nancy.

P.- ¿Y la tuvo?

R.- Sí claro. Yla casa y la cama, todo. Hasta los 14 años jugué con muñecas y ahora....ya no. 
P.- ¿Tenía enchufe?

R.- La verdad es que sí. Me levantaba y entraba en el salón y era un escaparate de Justo Muñoz. Antes no se envolvían los regalos y estaba ya todo en funcionamiento. Ahora cuando se levantan ven todos los paquetes naranjas y ya saben de dónde vienen, aunque no sepan leer (risas).

P.- He leído que el secreto de su padre era no cogerse nunca vacaciones. ¿Usted hace lo mismo?

R.- No no (risas). Mi padre es un hombre y empresario de verdad. Ha sido toda una vida entregada al negocio y que ha invertido. Un ejemplo que admiro.P.- Ytodo esto sin perder la raíz vallisoletana.

R.- Por supuesto. Es una empresa de aquí, nuestra. No hace falta que vengan de fuera y yo creo que eso los clientes sí lo tienen en cuenta. Somos de Valladolid y todo se queda aquí. 
P.- Seré malo. La primera generación funda la empresa, la segunda la hace crecer y la tercera generación es la que la cierra.

R.- Pues espero que no se cumpla el refrán (risas). Desde hace años Pedro y yo lideramos el buque y hemos demostrado que estamos capacitados. Estamos a punto de abrir otra tienda y las ventas son muy buenas. Hemos tenido muy buena escuela y no podemos fallar.

P.- Dice mi madre, y habla por experiencia, que mal invento esto de las empresas familiares.

R.- Hay unos lazos muy fuertes que sí es cierto que cualquier pequeño disgusto se convierte en un gran disgusto. Pero tiene más ventajas que inconvenientes. Yo tengo una gran relación con mi padre y mi hermano y todo es fantástico. Lo bueno es que las decisiones se toman más rápidas y fluidas.

P.- Lo que ocurre es que sus cenas de empresas son la Nochebuena y la Nochevieja. ¿Se habla de trabajo?

R.- Pues sí (risas). Es inevitable.

P.- ¿Qué le parecen las obras de la Plaza Mayor?

R.- Todo lo que sea mejorar el centro me parece positivo porque es muy atractivo. Nos trae turismo y viene bien a todos. Pero yo sí pediría que todas las obras se hagan fuera de la campaña de Navidad, que es cuando nos jugamos las lentejas de todo un año. Igual que cuando nos cierran un sábado, que nos perjudica mucho.

P.- Si no puedes con el enemigo, únete a él. ¿Por eso se fueron a Vallsur y Río Shopping?

R.- Hay que abrir la mente, hay que crecer e invertir. Una empresa crece o muere.

P.- ¿Qué le queda de niña?

R.- Por desgracia poco. Pero tengo tres sobrinos que son con los que disfruto. Vuelvo a mi niñez con ellos.

P.- En Navidad se convierten en la mejor empresa de colocación.

R.- En estas épocas vienen muchos estudiantes, son estupendos, vienen con ganas y se sacan un dinero que les viene muy bien. La plantilla estable también es fantástica y muy implicada, se siente de color naranja.

P.- Entonces, antes que Ciudadanos estuvieron ustedes.

R.- (Se lo piensa) Ahh sí sí.

P.- ¿Qué les regalamos a los políticos?

R.- Un poco de sentido común y que busquen siempre el interés general de todos.

P.- ¿Quién cree que va a tener carbón este año?

R.- No se lo merece nadie, todo el mundo tiene su corazoncito y se merece un regalo, y si es de Justo Muñoz, mejor (risas).

P.- Cuénteme su carta a los Reyes Magos.

R.- Ahora disfruto mucho con un pequeño viaje con mis hijos y mi marido.