Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 19 de octubre de 2019

13:00 h. cambios en el consumo

Las ventas de alimentos congelados crecen un 3,5% en España

EL PERIÓDICO 15/01/2019

Las ventas de alimentos congelados en España alcanzaron en el 2018 un valor de 4.865 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 3,5%, similar al contabilizado en el ejercicio anterior e impulsado por la demanda de platos preparados, según el informe publicado por el Observatorio Sectorial DBK de Informa (filial de Cesce).

En concreto, esta evolución se ha visto favorecida por el aumento moderado del consumo, tanto en hogares como en el resto de canales, y por la tendencia al alza de los precios. Respecto de las categorías, el mercado de pescado congelado superó los 2.870 millones de euros, aumentando en torno a un 3% con respecto al 2017, de manera que este segmento reunió una participación del 59,1% sobre el valor total del mercado.

Sin embargo, las ventas de platos preparados congelados registraron un valor de 1.070 millones de euros, con un incremento del 5,4%, lo que situó su participación sobre el mercado total en el 22%. Este tipo de productos fueron los que siguieron registrando el mejor comportamiento en el sector.

Por su parte, el valor del mercado de vegetales, carne y patata prefrita congelados creció un 2,7%, cifrándose en los 922 millones de euros. El informe muestra que a corto y medio plazo la actividad del sector seguirá marcada por el positivo comportamiento del gasto privado y por el refuerzo de las inversiones dirigidas a fomentar el consumo de alimentos congelados.

Sin embargo, se espera cierta tendencia de desaceleración en el ritmo de crecimiento del valor del mercado. Así, para el bienio 2019-2020 se prevén tasas de variación situadas en torno al 2%, superando los 5.000 millones de euros al cierre del último año.

En 2017, operaban en el sector de los alimentos congelados unas 330 empresas que generaban un volumen de empleo de unos 16.500 trabajadores, cifras que registran una tendencia de ligero aumento

La industria presenta cierto grado de concentración, reuniendo en 2017 los cinco primeros operadores en términos de facturación en el mercado nacional una cuota de mercado conjunta del 23% del valor total, porcentaje que se situó en el 35,7% al considerar a los diez primeros.