Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 16 de octubre de 2019

El sector turístico pone el punto de mira en China para crecer

EDITORIAL 22/01/2019

MAÑANA abre en Madrid uno de los principales escaparates del mundo del sector turístico, Fitur. Soria estará un año más presente en una feria a la que acuden operadores turísticos de todo el mundo, lo que es una oportunidad que no se puede desaprovechar para la promoción de la provincia y para intentar captar nuevos visitantes para Soria, aunque hay que tener en cuenta que la competencia es elevada, ya que la oferta turística que se concentra en la feria es muy elevada y con destinos de mucha mayor tradición y conocimiento del público. Para Soria, es importante intentar aumentar la llegada de turistas, pues supone una fuente de ingresos no solo para las empresas directamente relacionadas con el sector, sino también para otras como por ejemplo el comercio. Este año, al margen de los contenidos que se van a exponer en el espacio cedido a la Diputación soriana por la Junta de Castilla y León, se va a intentar dar un paso más aprovechando la celebración de Fitur. Es un objetivo ambicioso y un acierto su planteamiento, ya que un pequeño porcentaje de éxito puede suponer un retorno muy importante para la provincia. Se trata de buscar la expansión de la actividad a través del principal mercado mundial, el chino. En 2017, 131 millones de personas salieron de China hacia diferentes destinos mundiales. Soria intentar entrar en el catálogo de posibilidades de los turoperadores chinos, de forma que esté presente en la oferta de visitas españolas.

Once turoperadores chinos visitarán la provincia durante tres días después de Fitur. El hecho de que hayan accedido a visitar Soria ya es todo un éxito, pues las ofertas que tienen los chinos para visitar destinos turísticos son elevadas dado el fuerte volumen de viajeros que manejan estos intermediarios.
Los turistas chinos suelen viajar en grupos y su nivel de gasto en sus destinos suele ser elevado, lo que convierte al mercado chino en muy atractivo, no solo por su valor cuantitativo sino también por el cuantitativo.

Por supuesto, solo con una visita a Soria de los turoperadores no se garantiza el éxito y esta acción debe considerarse un primer paso, un primer contacto que debe tener continuidad. Además, si se vislumbran posibilidades, también hay que tener en cuenta que el turismo chino no solo es un mercado amplio y con personas de elevado gasto sino que también, lógicamente, es exigente. Por ello, la oferta no puede limitarse a mostrar la gran riqueza patrimonial de la provincia, que es sin duda un gran atractivo seguramente muy desconocido por los turoperadores, sino que hay que aportar servicios adecuados. La ventaja de Soria es que está a dos horas de Madrid, uno de los principales puntos de entrada a España, pero ese factor supone también el riesgo de que la captación de turismo se limite solo a una excursión en el día, algo que ya tendría valor en sí mismo, pero que puede mejorarse si se consigue establecer una ruta que suponga la permanencia en la provincia durante más de una jornada, para lo que sería clave que los operadores pudieran ofrecer paquetes turísticos en Soria, para lo que deberían contar con el apoyo del sector público soriano pero sobre todo del empresarial, que al final va a ser el principal beneficiario.
En cualquier caso, aunque puedan existir muchas incertidumbres y asuntos a resolver en el futuro, la idea de intentar llegar al mercado chino es plausible y siempre hay que dar un primer paso. La visita de los turoperadores lo es y supone un aprovechamiento de la cita de Fitur mayor que otros años.
En lo que se refiere a la feria que comienza mañana, la apuesta de la capital soriana es mostrarse como Ciudad Europea del Deporte, mientras en el conjunto de la provincia se apuesta por la Soria Verde, así como por el patrimonio y la gastronomía.