Heraldo-Diario de Soria | Jueves, 17 de octubre de 2019

14:21 h. EL LADO OCULTO

¿Hay petróleo en el Camino de la Mina o lo ‘gastaron’ los americanos?

Los Llamosos tuvo una extracción petrolífera que explotaron americanos, historia de la que quedan recuerdos vecinales... y un pozo

P. PEREZ SOLER 22/01/2019


«A lo lejos se veían muchas luces, muchas. Una torre llena de luces». Aquel resplandor que había en el cielo, cerca de Los Llamosos, no se le ha borrador a Gabriel de la cabeza. Ni a él ni a los vecinos de esta población cercana a Soria que aún recuerdan la existencia de una mina de la que a finales de la década de los 50 se extrajo petróleo. «Se lo llevaban los americanos. Vinieron y estaban ahí como en un poblado, con una carpa enorme». Lo cuenta Gabriel Ayllón Jugo, concejal en Quintana y responsable municipal de Los Llamosos y no habla de oídas. La historia pasa de padres a hijos y la mayoría de los habitantes de la zona han oído hablar de ella pero el concejal lo vio in situ. «Yo tenía seis años y me llevó mi hermano en bicicleta», cuenta este vecino de Los Llamosos que aún visualiza la torre llena de luces. «Fíjate si era grande que había una especie de cantina».

Amén de los recuerdos, lo que hoy queda de aquella extracción petrolífera es el conocido como Camino de la Mina, que une Los Llamosos con Lubia, y una plataforma de hormigón en el suelo que no pasa inadvertida. El pozo del que se extrajo el petróleo duerme el sueño de los justos en medio de la plataforma, inamovible. Si hay o no petróleo en su interior o agotaron la reserva los americanos es toda una incógnita.

El lugar está a medio camino del trayecto entre las poblaciones citadas, a unos tres kilómetros de Los Llamosos. Se trata de un camino rural frecuentado por la gente del lugar y también cazadores (el monte que lo circunda es coto) y ciclistas.

La plataforma se encuentra a pocos metros del camino, pero pasa inadvertida. Hierbajos y en estos días una pequeña capa de hielo es lo único que se aprecia en el agujero del que, al parecer, salía la torre petrolífera. Tiene más de metro y medio por cada lado y, aunque está sin acordonar, no hay peligro puesto que está tapado a más baja altura, según indicaron vecinos de la zona, conocedores de su existencia.
Gabriel Ayllón cuenta que en el lugar llegó a haber más de una treintena de mineros y que la zona tenía vigilancia y seguridad. El guarda era de mi pueblo, se llamaba Sixto Barranco pero ya murió», rememora, añadiendo que la tapada ahora no fue la única perforación que se hizo, sino que «hubo muchas más por el monte pero solo salió petróleo de ésa».

El concejal desconoce cuándo se quedó paralizado el proyecto y por qué en aquel momento lo explotaron americanos y gente de la tierra o españoles. «Eran otros tiempos. Se ve que nuestros mayores no tuvieron interés en el tema del petróleo. Si hubiera sido hoy...», añade el concejal. Lo que sí afirma es que el Ayuntamiento carece de documentación al respecto y que no hay en él ningún papel que atestigüe la citada historia.

Situada en la carretera SO-100 de Soria a Quintana Redonda, la población de Los Llamosos es conocida sobre todo por su patrimonio y la carrera que se realiza en su término, el cross de Los Llamosos. La iglesia de esta pequeña localidad, de Nuestra Señora de la Asunción, data del siglo XIII y es de las más antiguas que hay en la provincia de Soria. De estilo románico y con influencia musulmana corona el cerro en el que están las viviendas del pueblo. Está declarada Bien de Interés Cultural (BIC). A buen seguro que esta mina competiría en fama y reconocimiento con los anteriores recursos en caso de que estuviera en activo. Algo que no sabremos nunca. ¿O sí?