Heraldo-Diario de Soria | Viernes, 13 de diciembre de 2019

11:53 h. QUINTANA REDONDA

Medio millar de personas en la matanza popular

La tradición animó Quintana Redonda toda una jornada con lleno absoluto en la comida

P. P. S. 10/02/2019


Como si de un engranaje se tratara, todas las piezas cumplieron su papel y Quintana Redonda vivió ayer una animada jornada de la matanza popular, promovida por el Ayuntamiento y posible gracias a la colaboración vecinal de todos: los hombres, más al tanto de las tareas del aviado, y las mujeres, centradas en el almuerzo y la elaboración de chorizos, morcillas y otros productos del cerdo. «Aquí todo el mundo ha puesto su granito de arena», dijo el alcalde, el popular Sergio Frías.

Los preparativos comenzaron a primera hora de la mañana y el cerdo se llevó ya muerto a la plaza, donde se le despiezó en 20 trozos, que luego fueron sorteados en una rifa. La recaudación sirve para sufragar la compra del animal, según indicó el responsable municipal. Antes de ellos, los voluntarios procedieron a limpiar al animal como se acostumbra en una matanza, incluido el socarrado de los pelos del animal y la limpieza con agua hirviendo.

La de ayer fue la duodécima jornada de la matanza que se celebra en Quintana desde que el Consistorio quisiera incluirla como un acto más de las fiestas de la Función de la Iglesia. A la comida asistieron una veintena de personas de la Asociación Laurel de Baco, de Soria, que se acercaron a Quintana con sus coches antiguos, y 75 de la Asociación de Caravanas de Castilla y León. El escenario fue el polideportivo, donde se dispusieron mesas y sillas a cargo de voluntarios, y se degustaron alubias, raciones de oreja y carrilladas al vino.