Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 23 de febrero de 2019

SAN LEONARDO

San Leonardo reabre el estudio de los símbolos franquistas

Elvira convocará un pleno para analizar la petición de Justicia de cumplir la Ley de la Memoria Histórica

Heraldo Diariodesoria.es 11/02/2019

Los símbolos franquistas en San Leonardo volveran a ser analizados por los representantes políticos de la corporación de San Leonardo, bien en un pleno o en una comisión. Esta reunión todavía no tiene fecha, según explicó ayer el alcalde de San Leonardo, el no adscrito Jesús Elvira.

El motivo es la reciente petición del Ministerio de Justicia al Ayuntamiento de la localidad, que mantiene en su nombre el apellido del general franquista Juan Yagüe, para que certifique que no tiene simbología franquista y si la tiene que realice un catálogo de la misma y proceda a retirarla, con el fin de cumplir la Leyde la Memoria Histórica. La carta del Ministerio llegó al Ayuntamiento pinariego hace dos días. La misiva recoge generalidades y es como la que han recibido otros 637 municipios de toda España, entre ellos 12 sorianos.

Al Ayuntamiento de San Leonardo le ha sorprendido que sea precisamente, ahora, el Ministerio de Justicia, el que solicite la retirada de símbolos franquistas cuando el Consistorio ha ganado en los tribunales y en segunda instancia un Contencioso Administrativo para mantener el apellido ‘de Yagüe’.
«No entendemos que cuando se ha ganado algo en los tribunales se venga pedir ahora lo contrario», manifestó Elvira, quien destacó que fue «la voluntad del pueblo», incorporar el apellido de Juan Yagüe al nombre de San Leonardo.

En este sentido manifestó que está «bastante cansado» con este tema y «creo que hay cosas que hay que dejarlas estar y no gastar más dinero y tiempo».

El alcalde aseguró que se volverán a convocar los órganos políticos del Ayuntamiento para tomar una decisión, para lo que se recabará documentación e información con el objetivo analizar el nuevo escenario que pone encima de la mesa el Ministerio de Justicia. «Vamos a asesorarnos antes de tomar una decisión», aclaró el alcalde.

La carta del director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez López, que es la que ha recibido el Ayuntamiento pinariego solicita la certificación sobre la no existencia de simbología de exaltación en el municipio y en caso de que la hubiera, proceda a dar cumplimiento a la Ley 52/2007, elaborando el catálogo de vestigios municipal, con su inmediata retirada de los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación de la sublevación militar y represión de la dictadura. Hace mención al artículo 15 de la Ley de la Memoria Histórica que impone a todas las administraciones públicas adoptar las medidas oportunas para que se proceda a la retirada de aquellos monumentos conmemorativos que supongan una exaltación de la Guerra Civil y entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.

La petición que formula ahora el Ministerio de Justicia al Ayuntamiento de San Leonardo es la misma que le hizo el abogado memorialista Eduardo Ranz, en el año 2016, y con los mismos argumentos jurídicos que desembocaron en un litigio en los tribunales.

En el mismo, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Soria dio la razón al Ayuntamiento de San Leonardo, en una sentencia, hace dos años, y le permitió mantener el apellido del general franquista Juan Yagüe en el nombre del pueblo.Desestimó, por tanto, la demanda del abogado Ranz y consideró que el letrado carecía de legitimación activa. Además, el juez argumentó que un pleno del Ayuntamiento alcanzó un acuerdo «democrático» en abril de 2016 sin hacer referencias al papel de Juan Yagüe en el alzamiento militar.

Según la sentencia, el nombre del municipio está amparado por el art. 15.2 de la Ley de Memoria Histórica y sustentado por un acuerdo del pleno del Ayuntamiento de 2016 que no contenía ninguna exaltación de la sublevación militar, guerra civil o represión de la dictadura, sino que obedecía a la acción llevada a cabo por Juan Yagüe en su pueblo. Esta sentencia fue ratificada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.