Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 23 de febrero de 2019

INFRAESTRUCTURAS

Fomento ultima el nuevo pliego para el bus a Calatayud

El ministerio ya da por cerrado el periodo de consultas para elaborar el documento

J.S. /Soria 11/02/2019

El Ministerio de Fomento ya encara la última fase de la redacción del nuevo pliego de condiciones que regirá el contrato que servirá para unir a Soria con Calatayud, es decir, con el tren de alta velocidad. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno explicaron que para la elaboración del documento se abrió un periodo de «consultas» en el que se mantuvieron contactos con los agentes implicados, entre ellos la asociación de transportistas cuyo recurso provocó la suspensión del anterior proceso. Todavía no hay fecha para la nueva licitación, pero la intención es que salga «lo antes posible».


Los problemas con el contrato se conocieron cuando la adjudicación estaba a punto de cerrarse. Fue en el mes de octubre cuando se informó de que la Dirección General de Transportes optó por dejar «en suspenso» la adjudicación del contrato de transporte de la línea Valladolid-Soria-Zaragoza que incluida la ruta con parada en la localidad bilbilitana. El problema surgió tras un recurso contra la licitación que se ha estimado parcialmente y que obligaba a iniciar de nuevo todo el proceso.El revés llegó en el peor momento ya que la adjudicación del servicio estaba ya prácticamente finiquitada en favor de la oferta que habían presentó de forma conjunta las empresas Monforte, Castromil, Vigo-Barcelona y Alcalabus.
Según informó el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre, el ministerio sigue trabajando en la redacción del nuevo pliego. En el marco de esas tareas de redacción se abrió un periodo de «consultas» para poder conocer de primera mano los problemas derivados del primer pliego. En ese periodo, además de otros actores, se han mantenido conversaciones con la Asociación Nacional de Empresarios del Transporte en Autocares (Anetra) que fue la entidad responsable del recurso que determinó la suspensión del anterior proceso. Ese plazo de consultas terminó a principios de febrero. «En cuanto esté terminado se podrá volver a licitar», remarcó Latorre.


«Han acabado esos plazos de audiencia y se trabaja ya en la redacción, no tenemos fecha, pero la intención del ministerio es que la licitación se produzca lo antes posible», insistió el subdelegado. Latorre recordó además que la suspensión que afectó a la línea entre Soria y Calatayud también obligó a dejar en suspenso otros cinco trayectos de autobús. Las rutas, según el pliego anterior, que incluye el servicio público de transporte regular de viajeros de uso general por carretera entre Valladolid, Soria y Zaragoza son la de largo recorrido entre la capital vallisoletana y la aragonesa y las de corto recorrido entre Soria y Zaragoza (por tres itinerarios diferentes), entre Noviercas y Tarazona, entre Muro y Ólvega, entre Beratón y Ólvega, entre Tajahuerce y Ólvega, entre Ólvega y Tarazona y, la décima, la mencionada entre Soria y Calatayud. En la novedosa ruta entre Soria y Calatayud se contemplan paradas intermedias en Almenar de Soria, a 25 kilómetros de la capital soriana, y Tordesalas, a 41 kilómetros. Como mínimo, la empresa debe ofertar una expedición de ida y una expedición de vuelta, diarias, durante todo el año.


El valor estimado del contrato para las diez rutas establecidas, tomando como referencia el importe neto de la cifra de negocios que generará la empresa en los seis años de duración prevista de la concesión, supera los ocho millones de euros, según quedó establecido en el pliego. En aquel documento se establecía un canon anual de 13.504 euros. Tal y como figuraba en el pliego de condiciones, la tarifa máxima admisible en las expediciones es de 0,086938 euros por viajero y kilómetro, teniendo en cuenta los costes derivados de la aplicación de la normativa laboral vigente y de los convenios colectivos sectoriales de aplicación.


El establecimiento de una ruta que enlazase por autobús Soria y Calatayud fue una petición realizada por el alcalde de Torrubia, Raimundo Martínez, a la Subdelegación del Gobierno en Soria y que contó con el apoyo del alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda. La Subdelegación traslado en su momento la petición del alcalde al Ministerio de Fomento y, para agilizar su puesta en marcha, sugirió que la mejor fórmula sería incluir esta ruta en los viajes de la línea regular entre Soria y Zaragoza.