Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 21 de agosto de 2019

SOBRE VIVIR

Más sobre Julio Garcés

JOSÉ MARÍA MARTÍNEZ LASECA 21/03/2019

Este próximo jueves, día 26, a las 19,30 h., se presentará en el Casino Amistad-Numancia de Soria, el nº 129-130 de la Revista Cultural TURIA (Premio Nacional al Fomento de la Lectura), patrocinado por el Gobierno de Aragón y las Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos de Soria y Teruel. Su relevancia viene marcada porque incorpora un amplio dosier dedicado a Julio Garcés, coordinado por Enrique Andrés Ruiz, su principal estudioso y difusor (Véase: Poesía completa, B., Anthropos, 1992. ed. y est. prel. de E.A.R) . Así mismo, figura un selecto elenco de escritores sorianos.

Como es sabido, este año 2019 se celebra el centenario del nacimiento de nuestro paisano poeta. El acta del Registro Civil da fe de que a las cuatro de la mañana del día 11 de septiembre de 1919 nació, en el número 4 de la plaza de Ramón Benito Aceña (o de Herradores), un niño al que se le puso el nombre de Julio. Era hijo de Alejandro Garcés Navarro, Corredor de Comercio de profesión y de Ángeles González Hernández, ambos de Soria. Y tenía por abuelos paternos a Marco Antonio Garcés González, de Paracuellos de la Ribera (Zaragoza) y a María Navarro Jiménez de Soria; y por línea materna a Luis González Rodríguez de San Esteban de Alan (Lugo) y a Julia Hernández Calonge de Soria.

Su infancia y juventud transcurren entre Soria y Madrid. Su vida quedó marcada por la guerra civil, cuyo inicio, el 18 de julio de 1936, le sorprendió en la finca familiar de San Polo, decantándose del lado de los facciosos. Esto le separó de sus hermanos, Luis y Antonio, que combatieron en defensa de la República. Cursó Derecho y Filosofía y Letras en Zaragoza, terminando los estudios en Barcelona. Tras casarse, en 1953, con la bailarina de ballet Esther Desmaison, acabará como agregado cultural de la embajada de España en Lima (Perú), donde murió el 22 de septiembre de 1978.

Dadas sus inquietudes literarias, formó parte de diferentes grupos poéticos y comenzó a publicar muy pronto. Estos son sus poemarios: Peregrinaje (1938) y Primer Romancero del Recuerdo (1939) publicados en Zaragoza; El amor brujo (1942), Gris (1942), Odas (1943), Oda a José Roca (1943) y Poesía sin orillas (1947), editados en Barcelona y Los poemas de San Polo (1976), impreso en Soria. Si en Poesía sin orillas, Julio Garcés se sumerge en la corriente del surrealismo, en Los poemas de San Polo retornará nostálgico a la Arcadia feliz de su tierra natal.