Heraldo-Diario de Soria | Lunes, 26 de agosto de 2019

11:50 h. EL MUNDO... RURAL

«Es vital que seamos aliados en el mundo rural»

Pedro Pablo García Simón es desde hace tres años quien dirige el albergue de Covaleda, uno de los establecimientos que se ha convertido en poco tiempo en sitio de referencia para los turistas que llegan a Pinares a disfrutar de la naturaleza

RAQUEL FERNÁNDEZ 24/03/2019


Dirige desde hace tres años el albergue de la localidad pinariega de Covaleda y lo hace con muy buenos resultados gracias, en buena parte, a su máxima en la vida: «La unión hace la fuerza». Así es Pedro Pablo García Simón, más conocido por todos sus vecinos como ‘Chicho’, para quien desde su perspectiva es «la verdadera implicación del equipo» lo que puede hacer que un proyecto salga o no adelante.

Buena muestra de ello es su propia experiencia, donde junto a su equipo de hasta siete personas, en los meses de más trabajo, consigue que este albergue de Covaleda sea uno de los sitios de referencia para los turistas que llegan a Pinares a disfrutar de la naturaleza. «La unión es muy importante en la vida, no solo para emprender un negocio, también para que nos la apliquemos en los pueblos. Es vital que seamos aliados en el mundo rural», señala García.

García Simón confiesa en esta misma línea que la clave para que el mundo rural vaya hacia delante es «luchar por un mismo objetivo: hacer una comarca potente. En la comarca de Pinares hace tiempo que se dejó de pensar solo en la madera como modo de vida y se comenzó a ver el turismo como el futuro del desarrollo del mundo rural. Parece que dimos en lo cierto y que de este modo podremos llegar a pensar que todavía tenemos opciones de futuro y modo de luchar contra la despoblación».

Y de eso, del turismo, es de lo que este pinariego vive y quiere vivir. «Los comienzos con este negocio fueron duros, como todo en la vida cuando se dan los primeros pasos. Pero teníamos claro nuestro objetivo, ofrecer precios económicos para dormir y también en la comida, algo que también está perfectamente ligado a la calidad. Y el mayor ejemplo de que estamos haciendo las cosas bien es que tenemos lleno casi todos los fines de semana», añade el empresario.

El albergue de Covaleda esta situado en la travesía de la localidad y cuenta con hasta 32 camas, «distribuidas en dos habitaciones con diez literas y seis habitaciones dobles. Además, tenemos servicio de restaurante con capacidad para 60 personas con menú diario a mediodía y por la noche, desayunos y raciones todo a un precio mas que competitivo. Comida casera con productos de la tierra», explica Pedro Pablo García.

Confiesa Pedro Pablo que en Covaleda «se ha salvado la estacionalidad a la que antiguamente estaba sometida la comarca. Ahora la gente que viene a nuestro albergue no solo lo hace en verano, al revés, prefiere nieve y naturaleza en los meses de otoño e invierno. Muchos llaman para saber si ha nevado porque solo quieren pisar un poco este tesoro blanco que tenemos que explotar turísticamente todavía más, siempre de forma ecológica y respetuosa con el medio ambiente».

Un apoyo más potente por parte de las Instituciones es lo que reclama este pinariego para evitar que poco a poco los pueblos se queden vacíos. «Hay que apoyar a quien quiera venir a vivir a los pueblos, a quien quiera montar un negocio y sobre todo a la gente joven hay que darle un motivo para que apuesten por su lugar que les vio nacer», concluye Chicho.