Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 24 de agosto de 2019

EDITORIAL

El empleo de las multinacionales pierde fuelle en la provincia

EDITORIAL 08/04/2019

LAS MULTINACIONALES asentadas en la provincia dan trabajo a 1.620 empleados, una cifra que ha ido cayendo en los últimos años a pesar del tirón que se les supone a estas firmas con capital internacional que mueven miles de millones. Van perdiendo fuerza mientras va ocupando ese espacio un sector muy pujante en Soria como es el agropecuario, centrado cada vez más en dar valor añadido al producto primario como la fórmula para generar empleo y por ende desarrollo. Una provincia como Soria, con su potencial agrario, no puede permitirse el lujo de olvidarse de la transformación de dicha producción dejando que ese valor se vaya a otras provincias con mayor capacidad industrial.
Con ese empuje de la agroalimentación, el sector crea cada vez más empleo, lo que supone una excelente noticia para la provincia, por cuanto significa compensar la pérdida que arrastran las multinacionales. En el mismo año de referencia, 2017, se contabilizan 1.558 empleos, es decir, prácticamente los mismos que en las grandes compañías internacionales.
Casi la mitad de las 30 empresas que más facturan en Soria pertenecen al sector agroalimentario, que gana terreno año tras año y cuya generación de empleo ya se está equiparando a los puestos de trabajo que mantienen las multinacionales.
Las que todavía se mantienen en la provincia son Fico Mirrors, Huf España, Mubea Iberia, Sumiriko AVS Spain y Plásticos ABC. Las cuatro primeras dedicadas a la actividad auxiliar de la automoción, lo que da una idea de la importancia del sector para el tejido industrial de la provincia, afectado por los cambios que se está produciendo en el mundo del automóvil y la incertidumbre que se cierne por las decisiones de los gobiernos sobre los combustibles fósiles.
Con ese panorama y el auge de la industria agroalimentaria, el sector empresarial de Soria está sabiendo reconvertirse para no perder actividad. Sólo hay que ver las cifras. Soria Natural con 600 puestos de trabajo lidera el ranking, seguida de Aleia Roses, que en 2017 aparece en el tejido industrial con 350 empleos. Industrias Cárnicas Villar contaba ese año con 216 empleos, Copiso con 170, y Embutidos La Hoguera, 94. Pero también mantienen empleo Cañada Real, con 35 puestos de trabajo, Adolfo Martínez, con 23, General de Piensos de Soria, con otros 20, Feliciano Sanz Lallana, 20, Cereales Romera otros 20, o Félix Beltrán con 10.
Se trata de una apuesta en muchos casos de pequeñas y medianas empresas, por otro lado las más asentadas al territorio por cuanto muchas de ellas son de carácter familiar y apegadas a la provincia. Con ellas no existe el riesgo de la deslocalización, algo que sí está pasando en otros puntos de la geografía de Castilla y León, el caso más cercano el de Made, en la localidad vallisoletana de Medina del Campo.
La conclusión es clara, la apuesta ya no sólo debe de ser por las grandes multinacionales que siempre han sido la fuente de una gran creación de empleo, también es importante diversificar y que la inversión autóctona coja fuerza, sobre todo en lo que se refiere a la transformación del producto de un sector primaria que en Soria está garantizado. Es fundamental contar con las pequeñas y medianas empresas para propiciar puestos de trabajo que mantengan el desarrollo y la población.