Heraldo-Diario de Soria | Lunes, 27 de mayo de 2019

SANIDAD

Sacyl extenderá la cita previa también a consultorios locales

La zona de Gómara se estrenó en marzo y San Esteban arrancó ya el año pasado/ El gerente destaca las ventajas y dice que es un servicio más en el medio rural

MILAGROS HERVADA 15/05/2019

La Gerencia de Asistencia Sanitaria de Soria extenderá el servicio de cita previa también al medio rural. Hasta ahora, los consultorios médicos cuentan con días y horas fijos en los que los médicos y enfermeros prestan servicio, con la incógnita de cuántos pacientes irán a consulta, a diferencia de los centros de salud urbanos donde la cita previa lleva impuesta como sistema organizativo hace años. El objetivo es que esta práctica se extienda también a los pequeños pueblos, «así el médico sabe qué pacientes tiene y puede preparar los expedientes, las analíticas... Es un servicio a mayores y tiene ventajas desde el punto de vista asistencial», explicó el gerente de Asistencia Sanitaria de Soria, Enrique Delgado, quien matizó que el modelo ya funciona también en las cabeceras de los centros de salud y expresó la intención de que se vaya implantando igualmente en toda el área de salud provincial.
El sistema de cita previa se implantó a modo de prueba en la zona básica de salud, ZBS, de San Esteban de Gormaz el pasado año y «el resultado es excepcional, estamos encantados», aseguró Delgado. La segunda incorporación fue la ZBS de Gómara, donde arrancó el pasado mes de marzo. Según indicaron desde el centro de salud, el sistema está funcionando correctamente, pero temen la avalancha del verano, con la llegada de nuevos pobladores estivales que siempre desestabilizan un sistema sanitario concebido para los habitantes habituales. Sostienen que la cita previa es la respuesta para compensar la amortización de plazas de profesionales que sufre la atención primaria del medio rural.
En la ZBS de Arcos de Jalón también se han estrenado con el modelo en Santa María de Huerta hace apenas una semana, porque en Medinaceli, dado su volumen, lleva tiempo implantado.
La ZBS de Gómara la forman 22 municipios, en total 44 localidades, con una población atendida de 1.682 tarjetas sanitarias individuales, según los datos que maneja la Consejería de Sanidad de la Junta. En el caso de San Esteban de Gormaz, se trata de 10 municipios y 46 localidades, para 4.665 tarjetas sanitarias. En Arcos de Jalón son siete los municipios y 37 las localidades, con 3.437 tarjetas sanitarias. De hecho, es la única zona básica de salud en la que la Gerencia Regional reconoce mayores dificultades para la cobertura de plazas.
Dispersión y poca población son circunstancias comunes que implican amplios desplazamientos de los médicos para atender a los pacientes, de ahí la importancia de una mayor organización, algo a lo que contribuye la cita previa, defiende Delgado, quien insistió en que este sistema no significa que el facultativo deje de acudir a los consultorios, algo que denuncian desde el PSOE, calificando este modelo de «sanidad a la demanda». Para el candidato socialista a las Cortes de Castilla y León Ángel Hernández, esto es un ejemplo más «de los recortes que ha hecho el PP», al considerar que la cita previa va a suponer que los médicos dejen de pasar consulta como viene ocurriendo hasta ahora, haciéndolo únicamente cuando exista petición por parte del paciente. «Es una atención sanitaria a la demanda, no de acceso, igualitario para toda la población rural», lamentó Hernández, que puso como ejemplo la localidad de Almazul, donde el médico tiene consulta martes y viernes, «pero tienen que pedir cita».
El gerente de Asistencia Sanitaria señaló que la aplicación de la cita previa no requiere ni más recursos ni más profesionales, tampoco más consultas. «Es sólo organización», destacó, aunque sí reconoció que los centros de salud tendrían que contar con personal suficiente en administración para aplicar el modelo de cita previa, además de poder contar con buenas comunicaciones, algo de lo que no pueden presumir en todo el territorio provincial. «Intentaremos que llegue a todos, no se lo vamos a negar a nadie, donde podamos intentaremos ponerlo», indicó el gerente, recordando que municipios como Gómara mostraron su interés en el Consejo de Salud y es ya una realidad.
«Es lo deseable, que se utilizara la cita previa para evitar tantos desplazamientos porque son distancias muy largas entre los pueblos y así se evitarían desplazamientos si no hay nadie que quiera ir a consulta», señaló el alcalde de Gómara, Juan Carlos Gonzalo, quien puso como ejemplo que sólo entre Gómara y Cihuela hay 30 kilómetros de distancia, «por malas carreteras».

«Los médicos no dejarán de ir a los consultorios»

El temor de algunos sectores es que el médico deje de pasar consulta en los pequeños pueblos cuando no haya pacientes con cita previa. El PSOE lo da por hecho, que la medida es una estrategia de la Junta para dejar de prestar servicio en los consultorios y sólo acudan los facultativos en el caso de previa demanda. El gerente de Asistencia Sanitaria de Soria, Enrique Delgado, rechaza que sea así. «El médico no va a dejar de ir al consultorio. Si llega un momento en que todos los pacientes llaman se podría plantear, pero no es necesario. Seguirá yendo las mismas horas», puntualizó, insistiendo en que la principal ventaja de la cita previa es que «se lleva preparada la consulta».
Por su parte, también algunos facultativos temen que el modelo derive en una sanidad a demanda, con el riesgo de que los pacientes sólo llamen «cuando ya no pueden aguantar más», agravando la situación de los pacientes, sobre todo personas mayores en el medio rural. «El ir a verles también es una forma de adelantarse y prevenir», señaló un médico de atención primaria acostumbrado a cubrir no sólo la asistencia física de sus pacientes sino también la psicológica. No obstante, generalizar la costumbre de llamar para pedir cita costará tiempo, opinó. Y en cuanto a seguir yendo al consultorio manifestó que el médico decidiría, aunque quizá la cita previa implique que acuda con menos frecuencia.