Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 25 de agosto de 2019

EMPRESAS

Rosa Santos: «Ser empresario en las zonas despobladas es heroico»

La soriana al frente de Relaciones Laborales en la patronal CEOE apuesta por servicios, infraestructuras e incentivos para la España vaciada y diálogo para lograr la paz social

ANTONIO CARRILLO 15/05/2019

El currículum impresiona. Catedrática universitaria, fue secretaria general de la patronal aragonesa, magistrada, estuvo en el Consejo Nacional de Empleo y fue senadora hasta que renunció por voluntad propia. Hoy, la soriana –y orgullosa– Rosa Santos es la directora del Departamento de Relaciones Laborales de la CEOE, referente para las negociaciones entre empresas y trabajadores. Cercana y amable, apuesta por acercar posturas para que progrese España. Y, claro está, por implantar incentivos en zonas como su Soria para que haya un futuro laboral.

«Ser empresario en las zonas despobladas es heroico» apunta Santos desde Madrid. Estuvo en la manifestación del 31M y afirma que «sí, a FOES se le escucha» en las altas instancias de la patronal española. «En CEOE mantenemos una posición férrea para reclamar que se corrijan los desequilibrios territoriales. Sobre todo con las infraestructuras y los servicios».

A su juicio buena parte de la ansiada reversión de la despoblación «depende del empleo, de hacer que la gente se quede en el territorio. (El presidente de FOES, Santiago) Aparicio, al igual que los presidentes de las patronales de Teruel y Cuenca, están trabajando en España y en Europa por ello».

Desde arriba la visión es muy similar a la que se tiene en la propia provincia. «Nosotros tenemos claro que es necesario generar incentivos desde lo público para generar una implantación de empresas y de personas». El empleo debe ser «el principal motor social y económico», pero hace falta o bien empujarlo o al menos retirar trabas.

«Entre empresarios y autónomos en España se generan 16,5 millones de asalariados. Hay que incentivarlos para poder instalarlos en los medios rurales», reitera Santos. Los incentivos deben pasar «por rebajas fiscales pero también por otras formas, como los temas de terrenos, de cesión de suelo industrial... Medidas son muchas y la clave es garantizar infraestructuras y servicios». En este último punto la apuesta no se refiere sólo a empresas, sino también «a personas. Al final una familia busca que haya colegios, una buena sanidad».

En los últimos tiempos la banda ancha de internet aparece como la infraestructura invisible. ¿Antes la red o las autovías? «Ambas cosas», sentencia Santos sin dudarlo. «Es cierto que hoy se puede hacer negocio desde tu casa con China, India o Alemania pero en el mundo rural no hay instalaciones de banda ancha ni para los servicios básicos», lo que hace necesario un esfuerzo por implantarlo.

«Pero la industria tiene mucho coste logístico», defiende la directiva de la CEOE. «Tienen que entrar materias primas y hay que sacar el producto sin sobrecoste». Por ello, a pesar de la importancia de internet, no renuncia a las estructuras físicas para que instalar una industria en Soria no suponga una merma en su competitividad.

Más allá del análisis y las peticiones para revertir la despoblación desde el empleo, Rosa Santos encabeza una de las áreas más sensibles para el mercado laboral español. Si ir más lejos, acaba de entrar en vigor la obligatoriedad de consignar el horario real de trabajo en las empresas y eso le atañe.

¿Trabajo intenso en estas jornadas? «En estos días y prácticamente desde que me incorporé», explica la brillante soriana. «Dentro de las medidas del Gobierno se ha lanzado el Decreto de Igualdad, el registro horario, la protección social...». La situación del marco laboral «está prácticamente en una montaña rusa. Espero que cuando pasen las elecciones del 26 entre en una etapa más pausada».

Especialista en el ámbito de la mediación y la negociación desde hace décadas, su experiencia se enriqueció además en la arena política. Esa visión poliédrica le lleva a apostar «sin ninguna duda» por el diálogo ante una España bastante tendente a los extremos. «La solución pasa por el diálogo y la moderación en todo».

«La opinión política se ha polarizado, se ha ido a los extremos». Eso ha producido un ‘efecto contagio’ «y parece que todos estemos enfrentados, hombre contra mujeres, jóvenes contra mayores, zonas pobladas contra zonas despobladas». Eso genera «grandes desigualdades». Por ello plantea una ‘debe’ a los altos cargos: «Desde la política están obligados a buscar acuerdos» que calmen al menos las aguas públicas.

Y es que su llegada se produjo en un momento de cambios y anuncios. «En plena vorágine», añade sin un ápice de queja. Prácticamente cuando se conoció su nombramiento se convocaron unas elecciones anticipadas acompañadas de cambios laborales y un cierto aire de movilización. Dejar un escaño en el Senado para entrar en la cúpula de la CEOE, renovada de la mano de Antonio Garamendi, para algunos puede ser meterse en berenjenales. Para Rosa Santos, una pasión a tenor de cómo habla de ello.

«Fue por la decisión de finalizar esta etapa política. Ya había decidido al principio de esta Legislatura que no la iba a terminar. Estaba a punto de cumplir lo 50 años y quería dedicarme a lo que ha sido buena parte de mi vida», centrarse en el «diálogo social». Por ello en diciembre del año pasado llegaron «algunas ofertas» y tocó estudiarlas en detalle. La patronal ofrecía un encaje en su perfil «de técnico laboral» y ahora sentencia que «estoy en un puesto en el que hago lo que me gusta», esto es, conciliar intereses a priori contrapuestos.

«Buena parte de mi vida profesional ha estado en torno a la conciliación y la mediación», resume. Detrás hay un Doctorado en Derecho de la Empresa, la impartición de clases de Derecho del Trabajo y Seguridad Social en Zaragoza años ha –ahora en Barcelona–, puestos directivos, actividad en los más altos organismos de negociación, trabajo para combatir los riesgos laborales... En definitiva, un perfil muy marcado.

Sin embargo en 2011 dio el salto al Senado de la mano del Partido Aragonés Regionalista (PAR), siendo secretaria primera en la Comisión de Empleo y Seguridad Social en un tiempo en el que distaba mucho de ser una plaza tranquila.

Tras repetir cargo pasó a formar parte de otros órganos de la Cámara Alta. «La última etapa política fue más irrelevante a estos efectos», resume en relación a la mediación y el mundo laboral. No obstante «Ha habido mucha tarea con los grupos parlamentarios, que también ha sido interesante».

Ahora vuelve por sus fueros. Garamendi, primus inter pares entre los empresarios españoles, le eligió como ministra del ramo. Con Aparicio como compañero, Rosa Santos reserva un trocito de la CEOEa Soria y a las tierras despobladas para que dejen de estarlo. Empleo, desarrollo y diálogo, «sin olvidar a las personas», son su receta.