Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 16 de octubre de 2019

FÚTBOL PROVINCIAL

«No podemos jugar a defender el gol de ventaja»

El entrenador del Numancia B, Huerta, es consciente de la importancia de marcar en Laredo para superar la primera ronda de ascenso

LUIS HDEZ. CASADO 01/06/2019

El Numancia B afronta hoy en Laredo, 18.00 horas, la vuelta de la primera ronda de las eliminatorias por el ascenso a Segunda B con la ventaja de un gol cosechado en el partido de ida en la ciudad deportiva. Una renta que podría ser suficiente para seguir adelante en el tortuoso y largo camino por el ascenso. Esa ventaja, sin embargo, no es un argumento para el técnico del filial de cara a viajar para defenderla. «Podría servir el 1-0, pero si no hacemos un gol estará muy complicado», asume José Alejandro Huerta, que no renunciará a las líneas principales que han llevado a su equipo a clasificarse para la fase de ascenso. «No podemos ser conservadores. Nuestras virtudes pasan por ser ofensivos, por ser ambiciosos y por defender esa ventaja a partir de la posesión», explica el técnico.


La eliminatoria se decidirá lejos del mejor escenario para el Numancia B, su feudo, donde ha conseguido una marca significativa al no perder ningún encuentro a lo largo de la temporada. Lejos de su hábitat tampoco se le ha dado mal y sobre todo en los últimos compromisos con tres victorias seguidas en las tres últimas salidas de la fase regular tras la derrota en Astorga:Atlético Bembibre (0-4), Briviesca (0-2) y Cebrereña (2-3). «Nuestros números en casa son de récord y si bien es cierto que fuera hemos ofrecido más debilidad, en las últimas salidas hemos demostrado que no cambiamos mucho de lo conseguido como locales. De visitante, creo que también tenemos nuestras posibilidades», argumenta. Para ello, Huerta centra buena parte de las opciones en hacer un partido largo. «Ellos no cambiarán mucho su forma de jugar. Tenemos que hacer un partido largo. La clave pasa por no encajar pronto y obligar a que ellos se vuelquen en la necesidad de marcar para tener espacios y poder desplegar nuestro juego», indica.


Otro de los aspectos en los que incide el entrenador numantino es la adaptación de sus jugadores al ambiente que se encontrarán en el campo pejino. «Debemos sentirnos lo más cómodo posible en un ambiente que será hostil. Ellos meterán gente en las gradas y harán valer esa fuerza de la afición para contar con un mayor empuje. En el aspecto anímico debemos superar esa situación. En el plano futbolístico, insisto en la necesidad de no encajar pronto, ser ofensivos, con mentalidad valiente e intentar llevar la iniciativa», apunta el técnico, que también tendrá en consideración otros parámetros como la meteorología, el desgaste físico y la mentalidad. «Físicamente estamos fuertes por lo que una posible prórroga no la veo como algo perjudicial a nivel físico. Luego entran otros aspectos como el anímico por perder la ventaja del partido de ida y eso habrá que saber gestionarlo. El calor y la humedad pueden tener su protagonismo para el desgaste a esta altura de la temporada que la comenzamos en julio con la pretemporada. Todo esto se supera con la motivación por estar en la fase de ascenso. Después de once meses veo al grupo con ritmo y muchas ganas», finaliza el técnico.