Heraldo-Diario de Soria | Domingo, 17 de noviembre de 2019

EDITORIAL

Soria Ya no baja la guardia ante los cambios de Gobierno

03/06/2019

LOS GOBIERNOS cambian pero los problemas permanecen, si no les ponen solución... Por eso desde Soria Ya no bajan la guardia y están expectantes ante la formación de gobiernos, tanto el central como el autonómico, por todo lo que la provincia de Soria y la España Vaciada se juegan en ello.
Los miembros de la plataforma llevan ya largas semanas pacientes esperando que la situación política se normalice tras los procesos electorales y poder así entablar de nuevo contacto con los responsables de turno para, en primer lugar, trasladar sus reivindicaciones y la de todos esos territorios que siguen el camino de la sangría poblacional, y en segundo, conseguir compromisos y trazar caminos para conseguir que todas esas carencias desaparezcan, con realidades y no sólo buenas palabras.
Soria Ya y el resto de colectivos que buscan un mundo rural con mejores servicios y prestaciones han demostrado que tienen capacidad de convocatoria y no dudan en volver a salir a la calle si la línea que se ha marcado en los últimos meses se torciera por cualquier circunstancia.
El impulso que ha logrado la España despoblada, que ha conseguido colarse en los programas electorales de los partidos hasta el punto de que el presidente electo, Pedro Sánchez, anunció su intención de darle un ministerio al reto demográfico. También el candidato socialista en Castilla y León, Luis Tudanca, ha avanzado que si gobierna en la Junta habrá una vicepresidencia enfocada a la despoblación, que todo indica que sería responsabilidad de la soriana Virginia Barcones, natural de Berlanga de Duero y plenamente conocedora de la situación por la que pasan los pequeños pueblos de esta provincia y de otras que van por el mismo camino.
Los partidos se han ido posicionando a favor del mundo rural en una corriente que parece haber despertado interés, como si de pronto se hubiera puesto de moda, y es ese tirón el que Soria Ya no quiere que se pierda. Es el momento de aprovechar la inercia y buscar cumplimientos de los compromisos que han ido adquiriendo los políticos de uno y otro signo. En ese sentido la plataforma, que ha querido mantenerse despolitizada, no hace distinciones entre las formaciones de uno u otro signo, el único objetivo es que salga adelante un gran pacto nacional contra la despoblación, y es ahí donde los políticos deben saber confluir para ir todos de la mana. De otro modo, los proyectos, como tantas veces ha ocurrido, acabarían siendo objeto de debate, como en un partido de ping pong, sin que la pelota llegase nunca a caer al suelo, en una básica metáfora que evidencia que únicamente lo que toca tierra acaba materializándose. Lo etéreo no soluciona, sólo entretiene.
Por eso es tan importante que el colectivo ciudadano vuelva a la carga una vez que los nuevos gobiernos comiencen ya a andar. Respetuosos con estos meses de espera, evitando también un desgaste innecesario, va llegando el momento de intensificar otra vez la presión buscando discriminación fiscal positiva para territorios como Soria, infraestructuras de transporte y comunicación, servicios y una atención que vaya aminorando la distancia que separa actualmente el desarrollo de las ciudades del medio rural. Al fin y al cabo, sólo la creación de empleo favorecerá la llegada de nuevos pobladores, algo a lo que también contribuye la vivienda y los servicios que deberán ir incrementándose en función de la demanda.
En verano los núcleos se llenan, tanto de hijos del pueblo como de visitantes, y ese potencial también debe aprovecharse para evidenciar que sí hay interés en vivir en el medio rural si se implantan los servicios necesarios no sólo para vacacionar, también para trabajar.