Heraldo-Diario de Soria | Sábado, 19 de octubre de 2019

14:08 h. cambios en la actividad bancaria

Gortázar apuesta por la diversificación ante una larga perspectiva de tipos bajos

El consejero delgado de CaixaBank considera que el negocio tradicional se encuentra "presionado" por la baja rentabilidad

EL PERIÓDICO 06/06/2019

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, apuntó este jueves que los mercados están descontando que los tipos de interés continuarán en terreno negativo varios años y, como sospecha que el crédito tardará en crecer con fuerza, considera que la banca está obligada a diversificar su actividad para lograr la necesaria rentabilidad. Sus estimaciones las compartió durante un encuentro informativo organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), en el que resumió los retos de la banca en tres: ganar rentabilidad, mejorar la reputación y encarar la transformación tecnológica.

En cuanto a la rentabilidad indicó que el negocio tradicional se encuentra presionado como lo demuestra que, pese a que la economía ha logrado crecer en términos reales un 15% en los últimos años (a ritmos del 3% anual), el crédito ha caído en paralelo un 16%.

Al mismo tiempo, los tipos de interés llevan cinco años en negativo con lo que eso implica de pérdida para las entidades ya que gestionan depósitos de clientes sin aplicarles el coste y los mercados de futuros indican que, al menos, nos quedan otros dos o tres años más en tipos negativos. Una presión que ha minado el modelo tradicional de la banca y va a continuar porque ni ve factible aplicar el coste a los ahorros en depósitos de clientes ni augura un retorno rápido al crecimiento del negocio crediticio.

PROCESO "DESESPERADAMENTE LENTO"

El proceso es desesperadamente lento, admitió reconociendo que, aunque es normal que el proceso de desapalancamiento acometido por empresas y familias dada la burbuja que había, sorprende que esté tardando tanto en volver a aumentar. El banquero descartó, de hecho, que el estoc de financiación vaya a crecer este año pese a sus progresiones en la producción en determinados nichos empresas y consumo- dada la mayor amortización de deuda en hipotecas, muy superior a la nueva concesión de financiación total.

Durante su intervención apuntó, no obstante, que algún año nos sorprenderá que el crédito está creciendo más de lo previsto, aunque lo ligó al momento en el que el entorno macro sea de mayor confianza y optimismo. Por eso abogó por que la banca diversifique su negocio y busque ser más eficiente, poniendo de ejemplo el modelo de Caixabank cuyos ingresos ya proceden en un 40% de los seguros y disfruta de cuotas de negocio en esa actividad, en fondos de pensiones y de inversión superiores a los que tiene en el negocio bancario tradicional.

AUMENTAR LA EFICIENCIA

En este punto indicó que el ajuste pactado con los sindicatos de red y personal --unas 2.000 personas-- era necesario para aumentar la eficiencia y ganar rentabilidad, además de adecuar la red a los nuevos hábitos de los clientes que piden atención cada vez más digital lo que aconseja ofrecer más asesoramiento en las oficinas.

En relación a esta transformación digital reconoció que los cambios van a una velocidad mayor a los que la banca está acostumbrada, pero alertó sobre la competencia que presentan los nuevos operadores si no se sabe reaccionar a tiempo.