Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 16 de octubre de 2019

TURISMO

Estancia más larga y un 24% más de pernoctaciones para el turismo rural

Soria llega a 16.000 noches vendidas en mayo con los extranjeros como asignatura pendiente

ANTONIO CARRILLO 02/07/2019

El turismo rural se anotó un buen mes de mayo en la provincia, según los datos oficiales. Aunque en cuanto a número de viajeros creció por debajo de la media autonomía y nacional, en lo relativo a pernoctaciones la subida fue bastante llamativa. Esto se traduce en que el turista que visita la Soria rural cada vez se queda más tiempo.

Los datos de la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos Extrahoteleros (EOAT) que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) suponen un acicate para el sector. Con el siempre potente puente de mayo por ser Madrid caladero de visitantes, llegaron 7.242 personas a este tipo de alojamientos. La media es de 234 al día y supone un crecimiento del 4,4% respecto al año anterior, cuando la Semana Santa había quedado más lejana en el tiempo.

Donde el aumento fue realmente llamativo fue en el capítulo de pernoctaciones. En total se consumieron 15.967 noches de casa rural y similares, con una ocupación media que supera el medio millar de camas para turistas en los pueblos de Soria por jornada. Aquí el incremento se cifra en un 23,6%, lo que supone que prácticamente por cada cuatro noches de alojamiento rural consumidas en mayo de 2018, en el mismo mes de este año se reservaron cinco.

Precisamente ahí radica la clave para obtener una estancia media más favorable que en otros muchos lugares. Así, en el conjunto de la Comunidad los turistas que optaron por alojamientos rurales se quedaron de media 1,92 noches. En Soria el dato se elevó a 2,2, lo cual supone rebasar la barrera de la ‘escapada de fin de semana’. En Lugo o León, por ejemplo, se mueven en el entorno del día y medio.

Obviamente no se alcanzan los datos de Santa Cruz de Tenerife o Baleares, donde la necesidad de recurrir a barcos o aviones para llegar en una amplia mayoría de los casos hace que se aproveche para pasar en torno a cuatro noches. Sin embargo con provincia homólogas como pueda ser Segovia ya comienza a abrirse cierta brecha en positivo para Soria.

A pesar de ello, Soria sigue sin alcanzar las cifras absolutas de otros lugares en cuanto a noches de alojamiento rural consumidas. La barrera de las 20.000 pernoctaciones en el ecuador de la primavera salta en varias provincias de la Comunidad mientras que en su extremo este sigue con bastante margen de crecimiento.

Y margen, precisamente, es lo que le sobra a la provincia en el caso del turismo rural de origen extranjero. Este mes de mayo hubo 6.944 viajeros nacionales por sólo 298 de fuera de las fronteras españolas, 100 mejor que el año anterior. Sólo un 4% viene de otro país cuando en el quinto mes de 2018 la cosa parecía tomar otro cariz con un 5,7%.

La cuestión no es baladí, teniendo en cuenta que suelen quedarse más tiempo en los establecimientos sorianos. Los españoles pagaron 14.394 estancias, con una media de 2,07 noches. Los extranjeros llegaron a las 1.573 pernoctaciones, con una media de 5,28 jornadas. Su escasa cantidad en números absolutos hizo que las medias se contuviesen, pero a la vista está que el turismo de fuera de España puede rentarle al sector rural soriano.