Heraldo-Diario de Soria | Jueves, 20 de septiembre de 2018

12:29 h. INSPECCIONES

AICA propone quince sanciones en Castilla y León

Catorce afectan al sector de frutas y hortalizas y una, registrada el pasado año, al lácteo

M. CALLEJA 20/02/2017

A lo largo de los tres años de actividad, la Agencia de Información y Control Alimentarios, AICA, ha realizado en Castilla y León 110 inspecciones de oficio de la ley de la cadena, teniendo en cuenta que cada una de estas inspecciones conlleva el control de varias operaciones comerciales de compra-venta. Controles que han dado lugar a la propuesta de quince sanciones por incumplimientos en los plazos de pago y contratos, el 4% del total de las multas de toda España que ascienden a 347, según los datos de 2016 conocidos recientemente.

De estas sanciones, catorce corresponden al sector de frutas y hortalizas y una, la única propuesta de AICA el pasado año, al sector lácteo, que acaparó el 93% de las sanciones en el territorio nacional. Además, en el periodo 2014-2016 la industria registró una sanción en la Comunidad y la distribución (mayoristas y minoristas) catorce, según los datos acumulados. El sector lácteo y el del vino son una de las prioridades de la Agencia de Información y Control en estos momentos.

Si nos atenemos a las denuncias recibidas por ‘venta a pérdidas’, una de las prácticas que más preocupan a las Opas, de las 51 registradas en AICA en los últimos tres años, veinte corresponden a Castilla y León. La ‘venta a pérdidas’ es competencia de las CCAA y a ellas se ha dado traslado desde la Agencia en este periodo, con cerca de 300 comunicaciones en toda España. El pasado año este órgano de control de la Ley de la Cadena recibió un total de cuatro denuncias de ámbito Castilla y León, de un total nacional de 53.

La Agencia de Información y Control Alimentarios realiza una labor constante de inspección en todos los sectores y agentes que intervienen en las relaciones comerciales de la cadena. El control se realiza cuando recibe una denuncia por incumplimiento a la Ley de la Cadena Alimentaria, y mediante inspecciones de oficio cuando dispone de información o indicios de posibles infracciones. A ella le corresponde instruir el expediente sancionador si detecta algún incumplimiento.

Desde que comenzó su actividad, AICA ha realizado 53 inspecciones de oficio en Castilla y León en el sector vitivinícola, el más controlado; treinta en el sector de frutas y hortalizas; trece en el de la carne de pollo; ocho en el sector lácteo; cuatro en el de aceite de oliva; y dos en la aceituna de mesa, de un total de 110 desde el año 2014 que comenzó su actividad inspectora.

En lo que se refiere al último año, la Agencia de Control Alimentario llevó a cabo dieciséis inspecciones de oficio en la Comunidad, trece relacionadas con el Plan del Vino; dos con la aceituna de mesa y una en relación a la leche envasada, de la que se derivó la denuncia en 2016 en el sector lácteo. AICA tiene en marcha un programa de verificación y comprobación de la existencia de contratos en todos los sectores agrícolas y ganaderos en el marco del Plan 2017. El objetivo, como indican desde el Ministerio de Agricultura, es comprobar que todas las transacciones por importe superior a 2.500 euros quedan recogidas por escrito en un contrato alimentario.