Heraldo-Diario de Soria | Miércoles, 14 de noviembre de 2018

SAN JUAN

Los jurados encaran su debut con un llamamiento a entrar en fiestas

Ambiente festivo y gratitud a los alcaldes de barrio de 2016 a una semana del Catapán

Antonio Carrillo 30/04/2017

El Nombramiento de Jurados fue ayer una fiesta completa. Con las 12 cuadrillas bien cubiertas y ganas de jarana en un auditorio más que lleno, la música, los gritos, los abrazos protagonizaron la entrega metafórica del testigo antes de que se haga literal este domingo en el Catapán. Eso sí, no faltó un mensaje claro por parte de todas las partes: Las fiestas son de los sorianos y suya es la responsabilidad de entrar y participar activamente.

Con puntualidad más soriana que británica los jurados entrantes y salientes, además de la corporación, tomaron asiento entre los vítores del respetable que en algunos casos acudió más de una hora antes para coger sitio. Paraje a pareja, fueron levantándose para recoger el diploma que les acredita como alcaldes de barrio para 2017 en un ambiente de juerga. No en vano, en el gallinero los jurados de La Mayor fueron animados con pompones y a los de San Juan se les hizo hasta un tifo con el nombre de la cuadrilla.

Ignacio Lapuerta Corchón fue el encargado de mostrar el sentir de los jurados de 2016 con un discurso en el que confirmó que asumieron el reto con «ilusión y orgullo» y Soria se lo reforzó con creces. «Gracias por todo lo que nos habéis hecho vivir en 2016». No faltaron agradecimientos a autoridades, peñas, la Asociación de Jurados de Cuadrilla, la Banda «y especialmente a los sorianos y sanjuaneros que con su entrada en fiestas han colaborado a mantenerlas vivas».

Por parte de los entrantes tomó la palabra Carlos Romo, quien reiteró agradecimientos y deseó «que todas las cuadrillas tengan jurados desde el principio». También recordó que «estas fiestas viven porque el pueblo de Soria lo quiere», por lo que «os animamos a entrar en fiestas, a participar».

Finalmente el alcalde y presidente de la Comisión de Festejos, Carlos Martínez Mínguez, recordó que «2016 no fue un año fácil» pero gracias al «trabajo y dedicación» de los jurados se salvó y con nota. «Tenemos el cartel, tenemos las cuadrillas, tenemos los jurados y juradas. Sumemos la participación activa, a escote» para que sean las fiestas de Soria y de los sorianos.