Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Exploradores del origen de la diarrea crónica

Investigadores burgaleses y vallisoletanos estudian las bacterias presentes en el intestino de pacientes con esta enfermedad en hospitales / Buscan definir marcadores de severidad.

E. L. V. / VALLADOLID
05/02/2019

 

A mayor diversidad de bacterias en el intestino, mejor salud general. Aunque pueda parecer lo contrario, la flora intestinal es una comunidad de cien billones de microorganismos vivos que previene de enfermedades infecciosas. Por tanto, se dice que es el segundo cerebro del cuerpo humano. Cualquier desequilibrio, por pequeño que sea, conlleva diversos problemas. Uno de los más comunes es la diarrea.

¿Quién no ha tenido alguna vez un episodio de este tipo? En la mayoría de los casos es una dolencia leve que se cura sin precisar tratamiento médico. Pero la solución no es tan rápida cuando la causa de estar más tiempo en el cuarto de baño que el salón es un virus, una bacteria, un parásito o una toxina. Una cuestión que abandona el hogar y pasa a ser de Estado. Un verdadero problema de salud pública global, que cada año produce más muertes que el sida.

De ahí que sea muy importante conocer todos los detalles que rodean a esta dolencia. Investigadores de la Universidad de Burgos (UBU) y del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid trabajan para caracterizar la capacidad de virulencia de los aislados de Clostridioides difficile y la microbiota intestinal. Un estudio que han basado en el análisis de muestras de 57 pacientes del centro vallisoletano durante los últimos tres años que presentaban infección intestinal por este microorganismo.

David Rodríguez Lázaro, profesor titular y director del área de Microbiología de la UBU, señala que el trabajo ha permitido observar que «la reducción de algunos grupos microbianos es una clara desventaja para la flora intestinal sana y puede resultar un peor pronóstico de la enfermedad, incluyendo diarrea severa y una alta incidencia de recurrencia». También el estudio refleja que esta reducción puede estar asociada con un sistema inmunitario debilitado y un historial de terapia antibiótica agresiva. Además, añadió que una elevada abundancia de un determinado grupo microbiano, Akkermansia, puede ser un marcador predictivo de la presencia de esta patología.

El investigador burgalés reconoce que el estudio de las poblaciones microbianas intestinales es una tarea «ardua y compleja», que requiere gran cantidad de trabajo y que además no siempre puede producir los resultados esperados. Sin embargo, en este proyecto han utilizado las nuevas técnicas de secuenciación de ADN y el desarrollo de algoritmos bioinformáticos para el análisis de la gran cantidad de información obtenida, lo que favorece la obtención de resultados mucho más potentes, apunta Rodríguez Lázaro, quien añade que estas nuevas técnicas de secuenciación de ADN ofrecen la posibilidad de obtener millones de secuencias que facilitan la caracterización de un número mucho mayor de microorganismos que mediante las técnicas convencionales de análisis. Asimismo, permiten conocer la abundancia relativa de los distintos grupos microbianos dentro de la población intestinal local.

Asegura que uno de los objetivos a largo plazo es poder definir marcadores de severidad de la diarrea crónica asociados a modificaciones en las poblaciones del pacientes. Información que, tal y como explica, puede servir para cambiar el tratamiento. En la actualidad una de las alternativas terapéuticas es el trasplante de contenido fecal de pacientes sanos para equilibrar los desajustes en las comunidades microbianas presentes en los pacientes con esta patología. «La caracterización detallada de las populaciones microbianas y sus modificaciones puede permitir que este tipo de terapias puedan realizarse de una manera personalizada, dirigida y con mayor precisión».

A esto se une, subraya el director del área de Microbiología de la Universidad de Burgos, que este tipo de infecciones requiere el empleo de gran cantidad de antibióticos así como largos periodos de hospitalización, lo que supone tanto un gasto económico elevado como el incremento del riesgo de adquirir nuevas infecciones y la aparición de multirresistencias a antimicrobios en los centros médicos. «Un tratamiento más selectivo e individualizado reduciría el uso de antibióticos y los periodos de estancia en los hospitales», precisa David Rodríguez Lázaro.

La diarrea crónica es una infección asociada a un microorganismo, Clostridioides difficile, que principalmente afecta de una manera recurrente y durante largos periodos de tiempo a pacientes mayores internados en hospitales o en instalaciones sanitarias, y por norma general se presenta después de usar antibióticos. Sin embargo, alerta de que estudios recientes indican que esta infección está en aumento en individuos más jóvenes y sanos que no tienen antecedentes en el uso de antibióticos o exposición a lugares donde se brindan cuidados de salud.

Subraya que puede aparecer dentro de las ocho semanas desde el episodio anterior y tras haber finalizado un tratamiento, existiendo un periodo sin síntomas. Por otro lado, se puede producir una diarrea severa y complicada, hecho que sucede entre el 3-10% de los pacientes. En esos casos, se produce una infección del colon y algunas veces puede formarse zonas de tejido sumamente irritado que puede sangrar o producir pus. Entre las complicaciones se incluyen la perforación del colon y la peritonitis, con una tasa de mortalidad elevada.

El investigador burgalés expone que se registran más de 8.000 casos anuales de infección por este microorganismo en España, representando un gasto económico de alrededor de 50 millones de euros para el Sistema Nacional de Salud. En Europa, se estiman más de 125.000 infecciones anuales, con al menos 6.000 fallecimientos asociados. Del mismo modo, este agente ha sido elevado a la categoría de alerta urgente en Estados Unidos, donde se producen cerca de 336.000 casos anuales, con más de 14.000 muertes y un costo anual de 5.000 millones de dólares.

El trabajo, que se ha publicado en la revista Frontiers in Microbiology, busca seguir sumando pacientes para caracterizar «de una manera integral» los aislados de Clostridioides difficile mediante la secuenciación su ADN para conocer las características principales así como las particularidades de los aislados que están circulando por Castilla y León.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria