Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PERSONAJES ÚNICOS - LAURA URBINA

La guardiana del espacio exterior

Nació en Miranda de Ebro hace 30 años / Es ingeniera Aeronáutica y está a punto de finalizar un doctorado en el CNRS en Toulusse, el equivalente al CSIC español, donde desarrolla algoritmos de control para implementarlos en satélites

V. DECIMAVILLA
15/05/2017

 

De pequeña, Laura Urbina, Ingeniera Aeronáutica nacida en Miranda de Ebro (Burgos), estaba constantemente haciendo preguntas, «la frase que más me oían decir era ¿y por qué?», y hasta que no se resolvían sus dudas no se quedaba satisfecha. Como anécdota cuenta que en una ocasión llegó a cuestionarse dónde se encontraba su bisabuela y cuando su familia le respondió que en el cielo ella volvió a preguntar que «por qué no la pillaban los aviones». «Supongo que eso fue el inicio de todo. Me gustaba mirar al cielo haciéndome preguntas», indica.

Un poco más tarde le regalaron por su cumpleaños un libro sobre el universo, momento decisivo en el que «se enganchó» definitivamente a este tema. «Me parecía increíble la extensión, todo lo que había ahí fuera. Y a día de hoy me sigue sorprendiendo pensar que somos nada en comparación con todo lo que hay por ahí arriba», sentencia.

Esta joven mirandesa de 30 años, actualmente se encuentra cursando un doctorado en Ingeniería Aeroespacial y Automática en Toulusse, Francia, en el laboratorio de arquitectura de sistemas del CNRS, el equivalente francés del CSIC español). Financiado por la Agencia Espacial francesa (CNES) y la empresa Thales Alenia Space, líder en el sector espacial, su línea de investigación se basa en la fase de aproximación entre dos satélites con acoplamiento de movimientos de traslación y rotación, y proposición de algoritmos de control para estabilizar esos satélites en órbitas periódicas alrededor de otro objeto espacial.

El objetivo es el desarrollo de controles en el contexto de operaciones espaciales de proximidad. Para aclararlo, la ingeniera aeronáutica expone que la basura espacial es un problema para las misiones futuras. En este sentido se están investigando diferentes métodos para desorbitar, por ejemplo, satélites más grandes o los restos de cohetes. Los resultados de su tesis se podrían adaptar a estas situaciones. Si imaginamos que en el espacio se encuentra una de las etapas del cohete, en la que es inservible, y cualquier otro objeto en órbita choca con ella, se producen decenas de ‘debris’ o escombros (como si fuera un cristal hecho añicos). «La idea es que un satélite autónomo puede acercarse hasta ellos bajo muchas restricciones, como puedan ser la seguridad, la visibilidad o el consumo, entre otras, y retirarlo de su órbita con el fin de reducir el riesgo de impacto», indica.

Estos estudios los está compaginado con su labor como profesora en la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la Universidad Paul Sabatier, también en Toulusse. Allí enseña matemáticas y automática a estudiantes desde primero de carrera hasta primero de máster, algo que le produce mucha satisfacción. «Es la mejor experiencia que me llevo del doctorado sin dudas. Me alegra ver que si les das un poco de confianza responden positivamente y cuando han entendido mis explicaciones llego feliz a casa», afirma.

Para Laura la investigación en España se ve como un gasto y no como una inversión, y no se fomenta. De hecho ella tuvo que emigrar a la ciudad francesa cuando terminó su carrera, porque no encontraba trabajo, en todos le pedían una experiencia que todavía no tenía.
Eligió hacer un máster sobre sistemas aeronáuticos y espaciales con el que «mataba dos pájaros de un tiro». «Por un lado iba a formarme en lo que era mi sueño, el espacio, y conseguir el titulo equiparable a la licenciatura que no había podido obtener al no pasar la nota de corte. Por otro me daba la oportunidad de tener experiencia internacional», subraya.

Confiesa que lo que más le costó al llegar fue el idioma. Primero tuvo problemas con el ingles, las clases se impartían en esa lengua. Después, al hacer las practicas en la compañía de fabricación aeronáutica Airbus, en el departamento de ingeniería de control, fue con el francés. «Pero poco a poco te acostumbras y cuando no te queda más remedio te acabas adaptando».

Una vez finalizado las dudas respecto a su futuro le volvieron a surgir, pero tuvo la suerte de poder continuar con su formación en este tema que tanto le apasiona. «Me gustó tanto lo que hice en el máster que quise seguir profundizando en el tema y encontré este doctorado que me alucinó desde el primer momento», apostilla.

La valoración que da a su trayectoria la califica como muy positiva. De hecho, su labor fue reconocida con la distinción de proyección empresarial en el mes de noviembre de 2016 en la IX edición de los premios de la Asociación de Mujeres Empresarias.

Echando la vista atrás todavía recuerda sus años de instituto, cuando gracias a la asignatura de tecnología empezó a dibujar estaciones espaciales. «Fui a ver a la orientadora porque estaba confusa, no tenía claro si hacer ciencias o ingeniería. Ella me preguntó qué era lo que me gustaba y yo le dije que el espacio». Los años de carrera que cursó en la Universidad Politécnica de Madrid fueron complicados, según relata, pero se esforzó al máximo para terminarla, manifestando con humor y entre risas que si ha sido así es por su cabezonería. «Si me la he sacado no ha sido por inteligente, sino por cabezota, y a mucha honra», bromea.

A partir de ahí, el camino de esta mirandesa inició un curso imparable directo al espacio, una pasión innata que no tiene intención de abandonar.
Su doctorado lo finaliza en el mes de junio y todavía no sabe que va a hacer después, aunque uno de sus deseos sería regresar a España. Pero eso ya se verá.

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria