Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El precio del dolor de cabeza

Investigadores del Clínico analizan el impacto económico de la migraña en el paciente / Afirman que al gasto sanitario hay que sumar la pérdida de productividad por absentismo.

E. LERA / VALLADOLID
10/03/2019

 

Huyen de la luz y de los ruidos. También evitan hacer movimientos bruscos. A veces sufren incluso vómitos. Y es que les produce arcadas hasta su propia colonia. La migraña es un dolor intenso de cabeza al que se añaden otros síntomas que incapacitan al paciente. Una puerta a los sentidos muy abierta que cierra la rutina cuando esas punzadas no cesan y se convierten en una auténtica tortura. Este trastorno primario, ya que no hay ninguna causa subyacente que lo provoque, como podría ser un tumor, una infección o una inflamación, se combate con analgésicos. En los casos más graves, se administra un tratamiento preventivo con fármacos. Además, se toman los medicamentos nada más comenzar la crisis, porque si se hace más tarde es difícil que funcionen.

El dolor típico suele ser pulsátil y afectar a sólo una mitad de la cabeza pero en muchas ocasiones no es así y puede ser más bien como un peso y alterar ambos lados. No es una enfermedad cuya gravedad sea mortal o degenerativa, pero quien la padece con frecuencia está muy incapacitado. De hecho, la Organización Mundial de la Salud la considera la principal causa de años vividos con discapacidad entre los 15 y los 49 años. En España, es la sexta enfermedad de manera global en cuanto a años vividos con discapacidad.

Investigadores de la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico Universitario de Valladolid trabajan en la realización de un estudio a nivel nacional para conocer de manera más precisa cuál es el impacto económico que tiene la migraña en aquel que la padece. Hasta ahora, pese a su elevada prevalencia y a la gran discapacidad que genera, «no siempre ha sido una prioridad en las políticas sanitarias», afirma el neurólogo David García.

En este sentido, explica que cuando se mide el coste que tiene una enfermedad, la manera más sencilla de hacerlo es sumar cuánto cuesta el tratamiento de la dolencia, las pruebas diagnósticas realizadas y las visitas médicas a la consulta de atención especializada y a urgencias. No obstante, dice que en la migraña se cree que el 92% del coste proviene del gasto indirecto, derivado de la pérdida de productividad por el absentismo laboral y escolar y por algo nunca medido, que es el presenteísmo, que refleja el tiempo que la persona con dolor de cabeza está en su lugar de trabajo o estudio pero su funcionamiento está disminuido a causa de lo que está padeciendo.

En España afecta al 12,8% de la población y es tres veces más frecuente en el género femenino que en el masculino. Entre 2003 y 2009 su prevalencia aumentó un 48%. En Castilla y León, manifiesta el neurólogo Ángel Luis Guerrero, es igualmente frecuente y el hecho de que los años en los que más afecta a los que la padecen sea en edades medias de la vida, el periodo escolar y laboral, es especialmente importante. En la Unidad de Cefaleas del Clínico se han atendido desde 2008 a más de 6.000 pacientes con cefaleas y de estos, 1.000 sufren migraña crónica, siendo «fundamental» un tratamiento que mejora su situación, demanda el especialista.

García sostiene que el coste anual global está cifrado en 732 millones de euros, si bien hay que añadir la pérdida de productividad por el absentismo. Una situación «notable» pero que no es la peor cara de la enfermedad en térmicos económicos. Esa la pone el presenteísmo, que supondría «un coste 16 veces superior». «Un 60% de los pacientes con migrañas refiere haber perdido algún día de trabajo en los tres meses previos a causa de la migraña», apostilla el doctor Guerrero.

Hasta ahora todos los estudios realizados sobre el coste de la patología se centraban en el coste directo pero no en el impacto indirecto. «Los pocos que lo hacían, usaban preguntas sobre los tres meses anteriores, los cuales no siempre reflejaban de manera precisa la realidad de cada paciente. Nuestro proyecto evaluará de forma prospectiva, es decir, día a día, la situación de los pacientes para hacer un cálculo mucho más preciso que permita conocer cómo afecta la enfermedad a nivel laboral, familiar y el coste que ello supone», detalla García.

Se empleará un registro diario en el que el paciente apuntará si ha tenido dolor de cabeza o no y cómo ha afectado éste a su trabajo, a su vida personal, familiar y la presencia de otros síntomas que puedan haberle incomodado. Por ejemplo, podrá hacerlo en cualquiera de las numerosas aplicaciones de teléfono móvil y ordenador que tratan de registrar la situación clínica de los enfermos.

Los neurólogos del Clínico reconocen que es clave llegar al fondo de la cuestión para ver si los fármacos son coste-efectivos. Una manera de calcular el impacto que tiene el uso de un tratamiento es ver el coste inicial de una enfermedad y estimar, en caso de mejoría, el impacto económico que tendría. Gracias a este proyecto, precisan, los profesionales dispondrán de la información de salida de manera precisa. Además, se evaluará la situación no sólo en pacientes con migraña muy frecuente sino en grupos de pacientes con menor frecuencia de episodios.

David García cuenta que optaron por ahondar en esta cuestión porque es una enfermedad que reúne cuatro características clave: ubicua, prevalente, discapacitante y tratable. A esto se une que en un futuro próximo aparecerán nuevos tratamientos para la misma y cuanto mejor se conozca el coste que supone, mejor se podrá ajustar el gasto.

En la Unidad de Cefaleas del Hospital Clínico cuentan con un equipo multidisciplinar, en el cual no sólo participa enfermería especializada sino también otras disciplinas como la Unidad del Dolor, Radiología, Laboratorio y Psiquiatría. «Nos estimula especialmente nuestra colaboración en varios proyectos con ingenieros de telecomunicaciones. Su manera de ver el cerebro nos saca de nuestra zona de confort intelectual pero es especialmente estimulante», declaran los neurólogos.

Sus prioridades pasan por poder aplicar los descubrimientos a los pacientes para mejorar su situación en la medida de lo posible y el poder compartir con el resto de la comunidad científica los hallazgos con sello vallisoletano. «Esperamos contar para ello como hasta ahora con el apoyo de nuestro sistema de salud», concluyen Ángel Luis Guerrero y David García.

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria