Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

INICIATIVA PRESIDENCIAL

Macron pisa la 'banlieue'

El presidente francés lleva el debate nacional sobre la crisis de los 'chalecos amarillos' a la periferia de París. El mandatario sondea convocar un referéndum coincidiendo con las elecciones europeas, una idea que no convence al Gobierno

EVA CANTÓN
04/02/2019

 

Aunque para alivio de muchos la protesta de los 'chalecos amarillos' no ha prendido en los barrios periféricos de las grandes ciudades, esos que periódicamente se inflaman cuando a la policía se le va la mano, Emmamuel Macron ha llevado a la 'banlieue' el debate con el que espera dar una salida a la crisis que estalló a finales de noviembre y que sigue marcando la agenda política del país. 

Abierto el pasado 15 de enero con una charla maratoniana entre alcaldes, ese debate “concierne al conjunto de la nación” ha dicho el presidente francés este lunes en Evry-Courcouronnes, una población de 70.000 habitantes a 30 kilómetros al sur de París en la que el exprimer ministro Manuel Valls  -alcalde de Evry durante 11 años- habló de “apartheid territorial” cuando en el 2005 la chispa de la revuelta saltó en Clichy sous Bois tras la muerte de dos adolescentes, extendiendo los disturbios al resto de Francia durante semanas.

SIN EXPECTATIVAS

Tras aquella revuelta se han multiplicado los planes para mejorar la calidad de vida de esas zonas con una gran población de origen inmigrante y se han hecho grandes inversiones en programas de renovación urbana, pero sus habitantes siguen sufriendo la exclusión social y la falta de expectativas. El paro es superior a la media nacional y entre los jóvenes puede alcanzar hasta el 25%, según asociaciones que trabajan sobre el terreno.

Pese a todo, Emmanuel Macron enterró el pasado mayo un nuevo plan para las 'banliues' que le había encargado al exministro Jean Louis Borloo porque consideró demasiado caro el presupuesto de 50.000 millones de euros para programas que, a su juicio, no habían dado frutos en el pasado.  

SEGREGACIÓN

Algunos de los 150 alcaldes de la región y otros tantos presidentes de asociaciones reunidos en la sala Claude-Nougaro de la alcaldía de Evry Courcouronnes evocaron los lastres que siguen arrastrando estos barrios y que el alcalde anfitrión, el conservador Stéphane Beaudet, describió así al inaugurar la charla: “Los problemas son los mismos (que en el caso de los chalecos amarillos) pero la diferencia es la segregación territorial”. 

El primer edil de Grigny, el comunista Philippe Rio, recordó al presidente que la República tiene “una deuda con los barrios populares, que no piden caridad sino justicia” y una representante del consejo nacional de ciudades le pidió “no ahorrar con los pobres”.

Macron, cómodo con un formato que domina y en el que hay espacio para el humor, fue respondiendo a todas y cada una de las cuestiones sin ceder en lo esencial.  “Se puede hacer mejor gastando menos”, argumentó siguiendo al pie de la letra lo que se ha convertido casi en un mantra.

APOYO A LOS 'CHALECOS AMARILLOS'

A pesar del frío intenso y del impresionante dispositivo policial, algunos vecinos esperaron en la calle la llegada del presidente. Muy animadas, las adolescentes Hermine, Kenza y Maëva coreaban un rap de apoyo a los 'chalecos amarillos' y decían que Macron solo había reaccionado cuando estalló la revuelta. 

En una panadería cercana, Cheik, de 40 años, miraba correr a los gendarmes en dirección a un grupo de 'chalecos amarillos'. “Nosotros estamos cien por cien a su lado, pero no nos manifestamos”, comentaba, muy escéptico cuando se le preguntaba sobre la presencia de Macron.

“No ha venido por nosotros. Ha venido para hablar con los alcaldes. Ha venido por él, por su campaña, para defender su mandato porque esto se rompe por todos lados”.  A pesar del celo policial, algunos 'chalecos amarillos' lograron hacerse visibles, como Chaz, un chófer de 40 años que lleva manifestándose todos los sábados en París y no piensa ceder fácilmente. “Me gustaría saber por qué viene aquí. Ese gran debate es solo para los políticos  y los ricos”, decía.

BROTE DE ESPERANZA

Dentro de la sala, Guy, de 70 años y presidente de una asociación deportiva de Evry, confiaba en que Macron no estuviera haciendo simplemente campaña electoral y Annie, una trabajadora social de 65 años, veía con optimismo que Macron se hubiera desplazado a la 'banlieue' para escuchar a la gente.

También hubo críticas a la organización del debate. Algunos participantes denunciaron falta de espontaneidad por haber tenido que rellenar un cuestionario previo.

POSIBLE REFERÉNDUM

Los debates se cerrarán el próximo 15 de marzo y, según ha publicado 'Le Journal de Dimanche', el presidente francés sondea la posibilidad de celebrar un referéndum el 26 de mayo coincidiendo con las elecciones europeas.

Macron ha iniciado esta semana una ronda de contactos con los líderes de los grupos políticos con representación parlamentaria antes de tomar una decisión definitiva pero, de momento, la idea no está generando un gran entusiasmo.

MANIOBRA DE DISTRACCIÓN

El hecho de que la consulta coincida con las elecciones europeas disgusta en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Marine Le Pen lo ve como una maniobra de distracción y La Francia Insumisa acusa al presidente de “hacer un 'lifting' democrático sin responder a las preocupaciones de los 'chalecos amarillos'”.

Incluso el primer ministro, Edouard Philippe, ve esta hipótesis prematura. Según la prensa francesa, la consulta se haría para preguntar a los ciudadanos sobre temas institucionales, como la reducción del número de parlamentarios, la validez del voto en blanco o la limitación de mandatos políticos.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria