Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CANAL DE CASTILLA

Jacobeo fluvial

Los peregrinos una oportunidad única para navegar por un tramo del Camino Francés. Entre Frómista y Boadilla del Camino, en la provincia de Palencia, los caminantes pueden sentirse canaleros a bordo del barco turístico Juan de Homar


24/10/2018

 

Desde que el Canal de Castilla, una de las obras de ingeniería más singulares de la España de la Ilustración, cayera en desuso y se cerrara a la navegación, –cuando dejó de servir como ruta de transporte de lana, ganado, vinos y cereal entre la Meseta y el puerto de Santander en 1959-, se han puesto en marcha muchas iniciativas para devolver el pulso a este cauce artificial. Por eso hoy es posible disfrutar del Canal a pié, en bicicleta, a caballo y desde el agua, en cruceros fluviales que tripulan las Diputaciones de Palencia, Burgos y Valladolid junto a los pueblos ribereños y que han hecho del Canal de Castilla el único canal navegable de España.

CAMINO DE SANTIAGO FLUVIAL

Pero ahora también se puede navegar por el Camino de Santiago y vivir desde el agua un pequeño tramo de la ruta jacobea. Es justo en el punto donde confluyen el camino de la Razón y el de la Fe, en la provincia de Palencia, donde se hace realidad la posibilidad de ser peregrino fluvial. Y es que, desde el pasado 6 de agosto, esta provincia cuenta con el único tramo del Camino de Santiago Francés que puede hacerse a bordo de un barco turístico. Es el Juan de Homar, una embarcación con 12,65 metros de eslora y capacidad para 38 viajeros la que permite peregrinar a una velocidad de tres nudos por las aguas Canal de Castilla. Y hacerlo sin preocuparse por las condiciones meteorológicas, porque cuenta con una zona de pasaje totalmente acristalada para que el caminante pueda sentirse como un turista de lujo. 
Desde el embarcadero de Frómista, junto a la cuádruple esclusa, hasta Boadilla del Camino, o haciendo el recorrido inverso, los peregrinos pueden sorprenderse navegando por el Camino de Santiago, -en el tramo que transcurre paralelo al canal-, respirar la paz y el silencio de la penitencia sin sentir dolor en los pies y sellar su credencial a bordo de un barco, para continuar después el viaje a pié o en las bicicletas que se pueden embarcar en la popa de esta singular barcaza.

Pero además de disfrutar de Camino y Canal en un solo viaje, el Juan de Homar quiere descubrir a turistas y peregrinos el patrimonio de las dos localidades en las que echa amarras, realizando distintos recorridos, de 6,5 y 3,5 kilómetros, de ida y vuelta, o solo ida, para adaptarse a todos los gustos y necesidades y seducir no solo con el viaje, sino también con otros recursos turísticos: la iglesia románica de San Martín o el montaje audiovisual Vestigia, en Frómista; el rollo justiciero de finales del siglo XV y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en Boadilla.

Y aunque esta es la embarcación más singular del Canal, porque es la única que permite hacer un tramo del Camino Francés desde que el peregrino entra en España, no está sola surcando las aguas de este cauce artificial. Hay, en las provincias de Palencia, Burgos y Valladolid, más posibilidades de realizar auténticos cruceros fluviales y de sentirse como verdaderos canaleros remando hacia el pasado.

POR LA SEXTA ESCLUSA

A muy pocos kilómetros de su nacimiento y sin salir de la provincia de Palencia, el Marques de la Ensenada, -que toma el nombre del impulsor de la construcción del Canal y ministro durante el reinado de Fernando VI-, ofrece otro recorrido turístico por el Canal de Castilla en su ramal Norte. La sugerente invitación de este barco turístico parte de la presa de San Andrés, en Herrera de Pisuerga, justo donde confluyen el Canal de Castilla y el río Pisuerga. Durante aproximadamente dos horas realiza un recorrido de seis kilómetros y medio entre la fresca vegetación ribereña que tiene entre sus principales atractivos el paso de la sexta esclusa. Porque el Marqués de la Ensenada brinda un viaje al pasado al mostrar el funcionamiento de las esclusas con las que los canaleros del siglo XVIII salvaban los desniveles de esta ruta artificial, mediante el control del nivel del agua en los vasos de retención. Hay que prestar atención al procedimiento y tener paciencia para no perder detalle del proceso que dura unos 15 minutos, el tiempo que tarda el capitán del barco en accionar las compuertas a través de un control remoto y se produce el vaciado o el llenado del vaso que permite el paso de la embarcación. Tras remontar la esclusa, este barco de 16 metros de eslora con capacidad para 30 pasajeros, recupera la velocidad de 6 nudos para no molestar al hábitat del canal que contempla silencioso cada viaje.
Además, justo al lado del embarcadero, en la antigua Casa del Barquero, el Centro de Interpretación del Canal acerca de forma didáctica y entretenida todo el significado que encierra esta infraestructura hidráulica de la España de la Ilustración y las características del fauna y la flora en estos parajes ribereños.

CONVERTIRSE EN CANALERO

Además desde este verano tres embarcaciones de recreo, una de ellas solar, ofrecen la posibilidad de convertirse en un canalero del siglo XXI en la provincia de Palencia y vivir en primera persona la experiencia de navegar por el Canal de Castilla. Amarradas en el embarcadero del Museo del Canal de Castilla, en Villaumbrales, permiten realizar un trayecto de tres o cuatro kilómetros, entre Villaumbrales y el Parque de Fuente Puchera, en Becerril de Campos. Durante aproximadamente una hora cualquiera puede convertirse en canalero, ya que estas embarcaciones, que tienen entre cinco y seis plazas, se alquilan por horas sin necesidad de titulación para manejarlas. Además, como el viajero es su propio capitán, tiene licencia para detenerse y admirar toda la oferta turística de los pueblos del Renacimiento. La Iglesia de San Juan, en Villaumbrales, o el proyecto San Pedro Cultural y el Museo de Santa María, en Becerril de Campos. Y por supuesto para perderse en el Museo del Canal, un antiguo y noble edificio de sillería, madera y ladrillo conocido como la Casa del Rey, que muestra todo el proceso de construcción el Canal y su devenir a lo largo de la historia y cuenta con una gran maqueta del Canal de Castilla.

BAJO UN ACUEDUCTO

En la provincia de Burgos, las aguas del Canal se surcan a bordo del San Carlos de Abánades, que toma el nombre del acueducto de cinco arcadas construido sobre el río Valdavia que hoy se mantiene como la más espectacular de las construcciones realizadas sobre el Canal. Amarrado cerca del puente de Carrecalzada, en Melgar de Fernamental, donde también se pueden alquilar hidropedales, el barco San Carlos de Abanades ofrece un viaje de una o dos horas para deleitar con calma toda la magnitud del Canal de Castilla. El barco va aguas abajo hasta llegar al Puente del Rey o Acueducto de San Carlos de Abánades, donde hace una parada de 15 minutos para admirar esta obra de ingeniería construida entre 1775 y 1780 con cinco arcos de medio punto sobre cuatro pilares para que el agua discurriera a 12 pies sobre el suelo. Después regresa de nuevo al punto de partida con el regusto que deja cualquier viaje al pasado en todos sus tripulantes.

UNA HARINERA DEL SIGLO XIX

El ingeniero Antonio de Ulloa presta su nombre a uno de los primeros barcos turísticos que surcaron las aguas del Canal de Castilla. Desde hace más de una década el barco Antonio de Ulloa zarpa del Centro de Recepción de Viajeros, en la Dársena de Medina de Rioseco, con un máximo de 52 viajeros a bordo que pueden hacer viajes de una hora de duración en los que se recorren 7 kilómetros siguiendo los pasos de los ilustrados, o de dos horas y media para descubrir el funcionamiento de la séptima esclusa situada en el término municipal de Tamariz de Campos. Finalizado el paseo en barco es obligatorio hacer parada en la Fábrica de Harinas San Antonio, situada en la margen izquierda de la dársena. Una harinera construida en 1852 que es hoy el único ejemplo de arquitectura industrial del Canal de Castilla y que conserva íntegra la maquinaria original para la molturación y limpieza del trigo, convirtiéndose así en una oportunidad única para descubrir cómo se utilizaba la fuerza motriz del agua para moler el trigo. 
Además de los viajes a bordo del Antonio de Ulloa, el Centro de Recepción de Viajeros de Medina de Rioseco acoge todo tipo de actividades en el Canal y proporciona información sobre las posibilidades de turismo activo como alquiler de barcas eléctricas, piragüismo, senderismo o rutas en bicicleta.
Porque se puede disfrutar el Canal de Castilla de muchas maneras a lo largo de los 207 kilómetros de agua que irrigan la meseta como una arteria. Y no cabe duda de que la opción de descubrir esclusas, puentes, presas, azudes, dársenas, acueductos y toda la fauna y flora que los rodea, a bordo de un barco, mantiene el sabor de aquella época en la que el Marqués de la Ensenada, reinando Fernado IV, soñó con navegar por tierra adentro.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria