Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Oda a la vida rural

En sus más de 15.000 metros cuadrados hay seis plazas, dos corrales de comedias, varios museos, escuela, cantina, botica, barbería y hasta una bodega subterránea

DAVINIA ANDRÉS
07/07/2019

 

La comarca del Arlanza, situada a unos 35 kilómetros al sur de la capital burgalesa, se ha convertido, sin duda, en un punto imprescindible para el visitante que pasa por la provincia de Burgos. Con enclaves como La Yecla o las ruinas del Monasterio de San Pedro de Arlanza; localidades como Lerma, en estos momentos sede de las Edades del Hombre, Covarrubias o Santo Domingo de Silos, entre otras; y lugares mágicos como el cementerio de Sad Hill, escenario de la mítica película ‘El bueno, el feo y el malo’, hacen que el visitante se quede con ganas de más.

Uno de esos lugares mágicos es Territorio Artlanza en la localidad de Quintanilla del Agua, a poco más de 10 kilómetros de la villa lermeña. Pasear por este enclave de más de 15.000 metros cuadrados es sumergirse en un pueblo de los de antes, con sus casas de adobe; su escuela con pupitres de madera; su barbería con jofainas y navajas de afeitar; su zapatero con hormas y clavos; su cantina con gaseosas de cristal… Cosas que cada vez son más difíciles de ver y que no hace tanto tiempo eran el día a día de cualquier persona.

El artífice de todo esto es Félix Yáñez, ceramista de profesión que un día decidió, junto a su familia, adecentar un espacio de viñas y huerta en una finca familiar recreando una pequeña placita de estilo medieval a tamaño real para su uso y disfrute. Después la cosa fue a más y pronto, esta vez ya en solitario, comenzó a construir unos soportales con piso empedrado en los que hoy se encuentra el museo etnográfico en el que se pueden ver antiguos útiles de labranza y enseres del día a día de los pueblos. 
La visita continúa por diferentes espacios y rincones, con casas entramadas construidas de adobe y en las que en sus balcones cuelgan prendas, como si alguien las acabase de tender después de haber lavado en el río. Como destaca Félix Yáñez, los materiales que ha utilizado, así como los objetos que forman parte del atrezo han sido, en algunos casos, encontrados en escombreras o chatarrerías, y en otros, donados a título personal o por instituciones como es el caso del espacio dedicado a la escuela en el que se pueden ver los pupitres de las antiguas escuelas de Quintanilla del Agua, propiedad de su ayuntamiento.

Otra donación que cabe destacar es el taller de zapatería propiedad del arandino Francisco Cabañas. En este caso, sus nietos cedieron a Territorio Artlanza los materiales y los útiles de trabajo de su abuelo y con ellos, Félix Yáñez ha recreado el espacio de trabajo del zapatero arandino de la misma manera lo dejó hace 30 años.

Como destaca Yáñez, ha ido trabajando a medida que encontraba materiales y ahora los albañiles de la zona lo llaman para recoger diferentes objetos de desecho que luego va colocando a medida que amplia Territorio Artlanza. ‘He ido trabajando en función de lo que iba encontrando, con lo cual no sabía qué iba a construir al día siguiente’.

Artlanza cuenta con 15 museos dedicados a diferentes temáticas relacionadas con el mudo rural. También se puede ver una muestra de fotografías antiguas o de bicicletas de diferentes épocas. Entre esos museos destaca el dedicado a los alfareros y artesanos del barro de Quintanilla del Agua, ya que a lo largo de la historia la localidad ha sido un punto de referencia en este oficio. En él, además de ver vasijas y cántaros que ha ido adquiriendo el propio Félix Yáñez a lo largo de su vida, hace un homenaje a su maestro, Fidel Izquierdo, quien le inició en su Quintanilla natal en el oficio de la cerámica y el arte del barro ya más de 35 años.

A medida que el visitante va paseando por Artlanza va pasando diferentes plazas singulares dedicadas, por ejemplo, a oficios o a juegos tradicionales donde los más pequeños pueden conocer qué era eso de la tuta o cómo se jugaba a los bolos.

Aprovechando el enclave privilegiado del Valle del Arlanza donde se encuentra y haciendo un guiño a la D.O. del vino del mismo nombre, Félix Yáñez ha recreado también una bodega subterránea con su lagar, algo imprescindible teniendo en cuenta que en Quintanilla del Agua se encuentran más de 100 bodegas subterráneas tradicionales.

Poco a poco Félix Yáñez ha ido anexionando a la finca principal otras muchas pequeñas que se han convertido en un laberinto de callejuelas que confluyen en una nueva plaza llena de color en la que las fachadas están revestidas con azulejos y en el que se sitúa un mural en el que homenajea a Castilla. 
En todo pueblo castellano que se precie, no puede faltar una pequeña ermita dedicada a su patrón y Artlanza no podía ser menos. Así hace cinco años la ermita de Quintanilla del agua se derribó al encontrar grietas en su estructura y, qué mejor manera que rendir homenaje a Nuestra Señora de Arlanza que levantando una nueva ermita con las mismas piedras de la derruida. Así Félix Yáñez trasladó una a una cada sillar para levantar un nuevo espacio en el que además de la imagen de la virgen, también se pueden encontrar pinturas dedicadas a la Santísima Trinidad de José Luis Yáñez, hermano de Félix.

Alrededor de Artlanza se articulan además diferentes actividades culturales aprovechando sus instalaciones, como talleres infantiles centrados en juegos populares y en el trabajo con barro, entre otros. Por su parte, aprovechando sus dos corrales de comedias, uno, el de ‘El Duende de Lerma’, dedicado a su amigo Luis Miguel Orcajo, actor principal del grupo de teatro lermeño, y el otro el de ‘Felipe Segundo’ que lleva el nombre de los dos abuelos de Félix Yáñez por estar construido sobre sendas fincas de las que eran propietarios, se desarrollan numerosas veladas teatrales y musicales entre ellas el Festival de Teatro que se desarrolla entre el último fin de semana de julio y el segundo de agosto y que en 2019 cumple su séptima edición homenajeando al actor Fernando Cayo. Además, este año tienen en marcha un concurso de microrrelatos con el mundo rural como protagonista y, por otro lado, desde hace varios años ofrecen cenas amenizadas con espectáculos de teatro y música en vivo que se desarrollan de manera esporádica a lo largo del año y en la que pueden participar hasta 80 personas.

Félix Yáñez continúa ampliando Territorio Artlanza con un nuevo espacio infantil y un merendero donde los más pequeños pueden trepar a cubos enormes, o hacer volar su imaginación con un dragón y una seta gigante cubiertos todos de azulejos de vistosos colores. ‘Me gustaría hacer cabezas de hormigón grandes como la de un campesino con su boina o coches gigantes’, todo ello para darle una pincelada de color.

Hoy territorio Artlanza se ha convertido en un lugar turístico gracias al boca a boca. En 2018 recibió más de 20.000 visitas y en este 2019 ha habido días que han llegado a los más de 1.000 visitantes. Pero, como destaca Yáñez no ha sido un camino fácil. Como él mismo reconoce ‘hay mucho invertido en momentos en los que la economía no daba para más’. Y es que con la crisis el oficio de artesano de la cerámica apenas daba para mantener a su familia. Sin ayudas por parte de instituciones y sólo con sus manos y su ilusión ha conseguido crear un lugar en el que la imaginación se desborda.

Para Félix Yáñez lo más importante, lo que le hace seguir adelante, es el trabajo diario y la ilusión. ‘Me he dado cuenta que estaba ilusionado con lo que estaba haciendo y veía lo que podía pasar, que es lo que está pasando ahora. Veía que a la gente le gustaban estas cosas y a nosotros ahora nos desborda. Me lo paso bien y ver a la gente cómo se marcha, merece la pena’.

En el futuro a Félix Yáñez le gustaría poder construir un Centro de Recepción de visitantes con salas de reuniones y de exposiciones, aunque es una inversión de dinero muy elevada y tendrá que esperar. De momento el que para por allí puede visitar el pequeño museo y la tienda en la que se pueden adquirir figuras realizadas por el propio Yáñez y en el que también se encuentra su taller de cerámica.

Territorio Artlanza no deja indiferente a nadie. Es un lugar perfecto para disfrutar de un bonito día en familia en un lugar en el que los más pequeños disfrutan descubriendo rincones divertidos y otras maneras de vivir y en el que los mayores hacen lo propio recordando viejos tiempos. Sin duda un recomendable para este verano.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria