Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El agro reclama un control urgente de la cabaña de ciervos y corzos

El año pasado Agroseguro indemnizó con 1,38 millones a los agricultores de Castilla y León por los daños en los cultivos por los animales salvajes, el doble que la campaña anterior

I. LL. Y.
01/05/2019

 

El pasado 29 de marzo la Junta desbloqueaba la caza con la publicación de la nueva Ley que habilitaba para su práctica a partir del 1 de abril, y eludía así a los tribunales. Entre tanto desencuentro y ante la falta de precipitaciones, el agro reclamaba medidas de control urgente para la fauna silvestre, que buscaba en los cultivos el alimento que empezaba a no encontrar en el monte. Pero lejos de solucionarse con la nueva normativa el sector cree que sólo se ha puesto un parche para los cazadores, pero sin preocuparse por los agricultores, dado que en estos momentos sólo se pueden cazar machos. 

Una situación insólita hasta ahora, según aseguran las organizaciones agrarias, dado que al comienzo de cada temporada la Administración regional hacía entrega a los respectivos cotos de los precintos para machos y para hembras. De hecho, a principios de 2018 se autorizó un descaste de corzas y ciervas, permitiendo su caza sin precinto para intentar controlar ambas especies que se habían convertido no sólo en un dolor de cabeza para los agricultores, sino para la seguridad vial, por ser la principal causa de accidentes en las carreteras. No obstante, desde la Junta explican que se trata de una situación coyuntural que se solucionará en los próximos días.

Y mientras tanto cada año se incrementa la superficie siniestrada por fauna cinegética en Castilla y León. El año pasado quedaron afectadas casi 28.500 hectáreas. Valladolid se llevó la peor parte con 10.489 hectáreas, y Soria quedó en segundo lugar, con 4.868. Agroseguro indemnizó entonces con 1,378 millones de euros a los agricultores, la cantidad más elevada de los últimos cinco años, y el doble que el año anterior, cuando el agro recibió 780.384 euros por los daños provocados por los animales salvajes en sus cultivos. Así, desde 2014 Agroseguro ha tenido que pagar más de 4,5 millones de euros al campo por los siniestros que ha ocasionado la fauna cinegética.

En el campo todavía no se han registrado partes por la invasión de animales cinegéticos, pero no porque no se hayan producido daños, sino porque los cultivos de herbáceos van con retraso y no han crecido demasiado, de modo que no llegan al 20% que necesitan para dar parte. Y es que hay un 20% que no cubre la póliza aseguradora de fauna silvestre. Un porcentaje que en principio lo deberían asumir los cotos. El problema es que si no se pueden cazar, los cazadores tampoco quieren esa responsabilidad.

El secretario general de Asaja Soria, Alejandro Aguado, reclama más flexibilidad para poder controlar especies como los ciervos y los corzos, porque campan a sus anchas por los cultivos de los agricultores, mientras los cazadores no pueden abatirlos. Cree que las medidas se quedan cortas para que puedan convivir sin problemas la fauna cinegética y el agricultor. «Al final siempre es el mismo el que asume las consecuencias». Y es que la imagen de los ciervos en un campo de trigo de Pobar lo dice todo: «Ahora están doce pero si no se pueden abatir las hembras en unos meses se duplicarán».

Además, Aguado hace referencia al peligro que supone para la seguridad vial, dado que es la principal causa de accidentes en las carreteras, de modo que aboga por que se vuelva a permitir su caza.

El secretario de organización de UPA Soria, José María Sanz, considera que el hecho de que en estos momentos no se puedan cazar las hembras sigue dejando al descubierto al sector, porque sigue sin controlarse la especie. «Lo hemos puesto en conocimiento de la Junta pero nos dicen que no tienen los precintos y no podemos hacer nada», lamenta Sanz.

A su juicio, la única solución a este incremento considerable de ejemplares de corzos es permitir la caza de hembras. «Sólo así se puede controlar la especie». Pero con esta medida el secretario general de UPA Soria considera que se está consiguiendo el efecto contrario, ya que las hembras están en época de cría: «A más animales, menos control. El problema está creciendo», asegura.

No obstante, desde la Junta de Castilla y León aseguran que se trata de una situación coyuntural que se solucionará en los próximos días. Pero los machos se pueden cazar desde el 1 de abril.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria