Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

AGRICULTURA

El campo planifica la sementera

La ausencia de lluvias retrasa las labores preparatorias de cara a las nuevas siembras, con las fechas «muy ajustadas» ya para la colza en secano / Itacyl presenta los resultados de los ensayos realizados con las nuevas variedades de cereal

MARISOL CALLEJA
04/10/2018

 

Comienza el año agrícola en Castilla y León, no sin cierta prudencia de cara a las nuevas siembras. El agricultor planifica los cultivos, pendiente de que la climatología permita que esta selección se concrete a pie de campo, con las mejores expectativas.

Lograr ciertos márgenes es cada vez más complicado, especialmente ante las «subidas» de los insumos denunciadas por las Opas. A pesar de ello, los «buenos» precios que existen en la actualidad podrían «animar» la siembra de cereales, según constata Gabriel Villamayor, responsable del Plan de Experimentación Agraria del Itacyl. Este profesional reconoce que la ausencia de lluvias en los últimos dos meses «está complicando las sementeras», especialmente en la realización de las labores preparatorias para eliminar futuras malas hierbas.

Los cultivos más madrugadores, como la colza o veza, se están viendo afectados ya por la sequía. En este caso, los técnicos son bastantes contundentes: «nos estamos alejando del momento idóneo para sembrar con garantías». Si en la campaña pasada, la falta de lluvias y los problemas de nascencia hizo que el profesional buscase otras alternativas a la colza, actualmente, se puede decir, que solo se ha sembrado en regadío. El profesional sigue pendiente de las previsiones de lluvia, que no llegan, consciente de que la fecha límite para sembrar en secano no va más allá del 10-12 de octubre, como apunta Lorenzo Rivera, de la Alianza UPA-COAG. Si no se cumplen las expectativas en la colza, el profesional apostará por un cereal o girasol, como ya ocurrió la campaña pasada.

La realidad es que las previsiones emitidas desde la Agencia Estatal de Meteorología no anuncian precipitaciones para los próximos quince días, más bien calor y un tiempo estable, como confirma Juan Pablo Álvarez. Un contexto que genera desasosiego respecto a la colza, y cautela, por el momento, de cara a los cereales, con mucho más plazo.

Las labores de siembra de trigo se generalizarán en Castilla y León a partir de mediados de octubre, por eso, la recomendación es «no precipitarse». Desde Itacyl aconsejan estar atentos a las predicciones meteorológicas, ya que sembrar en terreno seco, sin esperar a unas lluvias próximas, puede provocar la pérdida de semilla o la obtención de nascencias «muy deficientes» que acaben lastrando los rendimientos finales. «Esperar a principios de diciembre disminuiría esos rendimientos al acortarse los ciclos, pero siempre es mejor si tenemos garantía de humedad», aseguran.

Un hecho determinante al que se une la elección de la variedad más adecuada de cada una de las especies. En este caso, hay que tener en cuenta que si se siembra más tarde se debe elegir variedades de ciclos más cortos, y «no utilizar la misma en toda la explotación». Se apuesta por la conveniencia de utilizar al menos «dos diferentes».

De la misma forma, como indica Gabriel Villamayor, en aquellas parcelas que hayan tenido bromo, es bueno realizar rotaciones y no poner, «si es posible», cereal, especialmente cebada. En el caso del trigo sí existen herbicidas «eficaces», aunque se sugiere realizar alguna rotación con colza, girasol o incluso leguminosa.

Es bueno no olvidar tampoco hacer un análisis de suelo que va a permitir al agricultor «ajustar» los abonados, sin olvidar los microelementos como el magnesio y el azufre. Los técnicos insisten en que «no siempre por abonar más se obtiene más cosecha». Algo que se puede comprobar en suelos «malos» desde un punto de visto edafológico, en los que es «muy difícil» que se registren unos rendimientos altos.
Por otra parte, en cuanto a los herbicidas, el consejo es que, si no hay agua, no se utilice la preemergencia y esperar así a las primeras lluvias para aplicar una postemergencia temprana «lo antes posible». Todo esto, teniendo en cuenta que siempre es mejor utilizar los herbicidas de preemergencia ya que evitan la competencia de malas hierbas al principal, algo que, sin precipitaciones, nos invita a buscar otras alternativas, según el Itacyl.

La estrategia es «adaptar la dosis de siembra a las características de la semilla y conocer la capacidad de ahijamiento de las variedades elegidas.

ENSAYOS CEREALES

Es tiempo de sementera en Castilla y León, cuando menos del inicio de unas labores en el campo que pueden retrasarse. Una fecha que coincide con la presentación de los resultados de los ensayos realizados por el Itacyl en distintas comarcas cerealistas de la comunidad autónoma.

Unas pruebas que permiten comprobar la adaptación y el comportamiento de las nuevas variedades de cereal que van apareciendo en el mercado, y permiten definir las más destacadas. Los ensayos propios del Itacyl se han desarrollado en seis provincias de la región (Ávila, Burgos, Palencia, Salamanca, Soria y Valladolid), con cultivos de trigo blando de otoño y primavera, trigo duro, cebadas de ciclo corto y largo, centeno híbrido, avena y triticale.

La media en trigos blandos de otoño ha superado los 5.500 Kg/Hectárea, según los datos aportados por el Itacyl, con variedades que en algunas comarcas han superado los 8.000 Kilos, como en el caso del ensayo realizado en la localidad salmantina de San Cristobal de la Cuesta. A tenor de los datos de producción, destacan las variedades Filon, Complice, Nemo y Porticcio, además de los testigos Camargo y Marcopolo.

En cebadas de ciclo largo, el responsable del Plan de Experimentación Agraria destaca unos valores igualmente por encima -de los 5.500 Kg/Hectárea y variedades con rendimientos de más de 8.000 kilos en la provincia de Salamanca. En este caso, las más destacadas son la variedad LG Austral, Maltesse, Pirene y kalamai, así como los testigos Hispanic y Pewter.

En trigo blando de primavera, los ensayos realizados en Castilla y León confirman medias de 4.800 kilos, con variedades como LGArroba, Macareno, Tujena y LG Huracan, que se sitúan por encima de los 5000 Kg/hectárea.

La campaña pasada se caracterizó por una cantidad de precipitaciones superior a la media, aunque su ausencia en la sementera provocó que las nascencias no fueran las óptimas y la cosecha no llegara a las producciones de la campaña 2015/2016.

En términos generales, el trigo blando mantiene la hegemonía en Castilla y León, con 871.558 hectáreas en la campaña anterior. Este es la tendencia que se espera mantener este año. Un hecho que los técnicos atribuyen a «un mejor precio», la genética, y el mejor comportamiento ante las enfermedades como el bromo. La cebada sigue «a la baja», con un 3% menos que hace dos campañas.

Precisamente, en cebadas de ciclo corto, los rendimientos medios, según el Instituto Agrario, se situaron en los 2.800 Kg/hectárea, con Cresendo, Chronicle, Laureate y Sydney, como las variedades más destacadas con producciones de más de 3.200 kilos.

En la avena, un cultivo que en los últimos dos años ha incrementado la superficie en veinte mil hectáreas, los rendimientos medios superan los 5.700 kilos, destacando los testigos Chimene y Aintree y la variedad M-77. Los técnicos del Itacyl destacan el comportamiento «excelente» de los centenos híbridos, con medias de 4.700 kilos y variedades como Bendix, Poseidon, Gattano y H-176 por encima de los 5.200 kilos en el ensayo de Zael, en Burgos.

VIGILANCIA

Este será, de nuevo, un año en el que habrá que prestar una especial vigilancia ante la roya amarilla. El consejo es actuar ante los primeros síntomas, ya que los tratamientos al principio, con los fungicidas actuales, son «muy eficaces», según los técnicos. La nueva raza es «muy agresivas», y muchas variedades sensibles presentan un nivel de tolerancia en campo «aceptable». «Hay respuesta varietal y fungicida», destacan desde el Itacyl.

Las condiciones climatológicas hicieron que los hongos y enfermedades aparecieran «mas tarde» la pasada campaña. Aún así, los problemas con el zabro, la lema, tronchaespigas o enfermedades como la helmiltosporium y rynchosporium en cebada y septoria en trigos estuvieron presentes la pasada campaña. Castilla y León sigue trabajando en ensayos de valor agronómico, con variedades propuestas para su registro en la Oficina española de variedades vegetales.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria