Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Sector forestal: la asignatura pendiente

Los profesionales piden más atención a una actividad de la que depende la ganadería extensiva y alimentos como el piñón, la castaña o las setas / Demandan pagos de ayudas pendientes desde 2015 y estadísticas fiables como las de Agricultura

SANTIAGO G. DEL CAMPO
26/11/2018

 

Un ‘nuevo’ combustible para las calefacciones urbanitas ayuda a sacar a la palestra, poco a poco, al sector forestal. Ahora lo llaman ‘bioenergía’. En realidad se trata del combustible más antiguo del mundo, la madera de toda la vida que quemaban los abuelos en la estufita del pueblo. Paradojas de la modernidad.

El fenómeno constituye todo un espaldarazo a los bosques, que hace pocos años languidecían, aún más abandonados que ahora. Y es que la fabricación de pellets y otras formas de biomasa da ya empleo a más de 2.500 personas en Castilla y León, en empresas ‘al alza’ que facturan más de 300 millones de euros, según recientes datos de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom).

La Comunidad acumula la mayor superficie boscosa de España, con casi un 20%. Una fuente de riqueza que está despertando, pero cuyos profesionales sufren todavía el olvido de las Administraciones en numerosos aspectos.

El sector forestal es fundamental para la ganadería extensiva, de la que forma parte, como verdadero escaparate de la historia, la trashumancia, activa y proactiva en la Comunidad. También la apicultura, pues es en los bosques donde se ubican por norma general los colmenares.

Alimentos como el piñón, la castaña, las diversas especies de setas que engalanan las más suculentas recetas de los chef, e incluso alimentos para el ganado como las bellotas, proceden directamente de esta actividad. Sin embargo, no existen estadísticas fiables que informen sobre la producción de cada explotación, las hectáreas en las que se asienta cada una de las especies arbóreas, ni planes exhaustivos para el mantenimiento de la actividad a largo plazo.

Es una de las más inmediatas demandas de los profesionales del sector: «Necesitamos estadísticas oficiales, como las que publica periódicamente la Junta de Castilla y León en las actividades agrarias y ganaderas», aseguran fuentes consultadas por este periódico.

Otro ejemplo de que es necesario mejorar la gestión está en las ayudas de la Administración regional destinadas a la prevención de daños en los bosques. Hace pocos días, el pasado 12 de noviembre, el Boletín Oficial de Castilla y León publicó una prórroga de estas subvenciones, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader), y cuyos beneficiarios pueden ser personas y entidades titulares de explotaciones forestales en régimen privado. La modificación de la convocatoria, además de prorrogar las ayudas, amplía la dotación presupuestaria, que con anterioridad estaban limitada a 15 millones de euros.

Hasta ahí, todo bien, pero cuando se pregunta a los profesionales, resulta que «hay pocas ayudas a la propiedad forestal y las que hay funcionan mal. De la convocatoria de 2017, aún no han abonado ninguna». No sólo eso, sino que «de la convocatoria de 2015, aún quedan por abonar 1,5 millones de euros, que afectan directamente a propietarios forestales, pequeñas empresas forestales y consultores», explican las mismas fuentes.

El problema radica en que las ayudas están convocadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, pero los pagos tienen que ser autorizados por la de Agricultura y Ganadería. «Pedimos un poco más de coordinación y atención, para poder ser más diligentes», añaden. Los beneficiarios «suelen ser pequeñas empresas y autónomos, el tejido empresarial más pequeño, como pymes y consultoras forestales». Por otra parte, las mismas fuentes reconocen que con otras convocatorias, como la de ‘Prevención de daños en terrenos forestales con vocación silvopastoral’, ampliada también el pasado día 12, «no existen esos retrasos».

ESTUDIOS

Los estudios sobre la actividad forestal que pueden consultarse en portales de la Administración suelen superar la década de antigüedad. Uno de los más recientes está elaborado por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), publicado en noviembre de 2017, con datos de 2016. Sin embargo, el documento mezcla el sector forestal con el agrario, para hablar de un «sector agroforestal» que produjo en 2016 en torno a 2.200 millones de euros, aportando casi el 4% del PIB de Castilla y León.

Esos dos sectores juntos agrupan 5.000 empresas en la Comunidad, que suponen el 3,1% del tejido empresarial regional e incorpora a 74.000 personas, el 7,7% de la población castellana y leonesa ocupada.

Pero las cosas están menos claras cuando se quiere discriminar entre lo agrario y lo forestal. Y también, dentro de lo forestal, en las actividades con destino alimentario y con destino maderero.

En este segundo apartado quien tiene las cosas más claras es la Mesa Intersectorial de la Madera de Castilla y León (Mimcyl), con sede en Soria. Según sus últimos datos, referidos a 2017, el sector forestal de la madera factura alrededor de 2.320 millones de euros al año en la Comunidad, y da empleo a 11.788 personas en 1.975 empresas.

Por su parte la Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (Fafcyle), añade a estos números la populicultura (cultivo del chopo), los viveros forestales y alguna pequeña industria, que no están incluidos en la Mesa. Así, el número de empleos «se aproximaría a los 16.000», a juicio de la gerente de Fafcyle, Olga González.

Según González, el sector nota un repunte de la demanda industrial, sobre todo referida a la biomasa. «Por ejemplo, en la anterior subasta de chopo, en abril, concurrieron más empresas que nunca. Hay mucha demanda de madera, pero no encontramos apoyo institucional», lamenta, y apunta en el mismo sentido que otros profesionales: «No sólo falta apoyo, sino también reconocimiento».

Ella apunta que el sector recibe menos fondos del Plan de Desarrollo Rural de los que están establecidos, y la falta de recursos públicos destinados a los bosques «hace que haya problemas para poner en marcha los proyectos».

La industrias de la madera sufren un problema de desabastecimiento por la falta de agilidad en la convocatoria de licitaciones (unas licitaciones ‘al revés’ que las habituales, donde las empresas son las compradoras). «El sector de la madera está bastante preocupado por esa falta de licitaciones, en las que además se suma una complejidad añadida para aplicar la nueva Ley de Contratos del Sector Público».

Esa complejidad empeora la situación. «La Junta vende poca madera y se produce una distorsión en el mercado, porque hace falta en las fábricas de Castilla y León», lamenta.

«Desde nuestra fundación entendemos que el sector forestal es una oportunidad, que tenemos un gran potencial, porque además la política europea se vuelca en ello», subraya González. Y es que «la mitad del territorio de la Comunidad es forestal, y las empresas del sector están aquí, no se deslocalizan, y generan empleo en las zonas donde no hay otra forma de vida. Si se nos apoyara más, podríamos generar mucho más empleo y riqueza».

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria