Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TIENE TELA / ANTONIO PIEDRA

El gran carnaval


05/02/2019

 

TENEMOS un problemón. Aquí todo cambia de un día para otro al igual que las ideas, las palabras, las imágenes, y los impuestos. Como coherencia, sólo nos queda lo que decía san Agustín en La Ciudad de Dios: «Tolerabile est semel in anno insanire», es tolerable que una vez al año se haga uno el loco. Sin esto no podríamos vivir ni siquiera en Castilla y León donde un mismo ataúd sirve para centenares de muertos. Esta locura se asimila con febrero y la preparación del Carnaval.

El desfile carnavalesco de este año se augura prodigioso y esperpéntico. Abre la caravana, en primer lugar, ese gran partido experto en disfraces y simulacros que es el PSOE, bajo la intuición giroscópica de Pedro Sánchez. Éxito asegurado: cada día un disfraz. Los lunes de liberal, los martes de comunista, los miércoles de Maduro dialogante, los jueves de Podemos, los viernes de buenismo zapateril, los sábados de independentista anexo, y los domingos de FFF, o sea, de feminista festivo en falcon.

Al gran invento doctrinal de nuestro flamante Gobierno -somos el disfraz que llevamos y cuantos más llevemos mucho mejor- se suma el resto de partidos con sus carrozas. No está claro cuál será la carriola que saque Podemos en el desfile: si más radical y leninista con una gran coleta de disfraz, o irá más en la línea sinuosa y serpentil de Errejon y Carmena S.A. De momento, el CIS dice que la carroza del PSOE gana por goleada como mejor disfraz, seguida de la de Podemos.

La carroza del PP tira a trancas y barrancas. Arrastra tras de sí su propia caravana: una retahíla de barones y dirigentes que les gusta gallardonear y sorayear. Con esos palillos en las ruedas, y esas bacterias patógenas anti PP, Casado repite la tragedia de Sísifo llevando al cuello una gran piedra. Mientras no dé un puñetazo en la mesa y arroje la piedra, el carruaje va cuesta abajo, porque el electorado duda y piensa que está ante un tercer engaño: los dos de Rajoy y el primero de Casado.

Distinta en cada comunidad será la carretela de Ciudadanos. Con vocación de emparedado, exige que su carromato se sitúe entre la del PSOE y la del PP, y lejos de la de Vox por contaminante. Tan exquisitos como cursis, temen que cualquier salpicadura haga un lamparón en sus trajes. De aquí su obsesión por los cordones sanitarios, y por vacunarse de los aires de Valls-Macron o del feminismo. No quieren saber nada del pasado, y ni siquiera del propio. Qué modernos.

La tartana del procés aún no se sabe si estará llena de presos con pijamas a rayas y bolas en los pies, o de presos vestidos con alas y coronas de ángeles celestiales como los seres bondadosos y pacíficos que son. Sólo quieren lo mejor para su santa patria. Y a España que la den con el rabo en la sartén. El fugado de Waterloo quiere, como sea, participar en la cabalgata final del 5 de marzo. A lo que jueces dicen que sí: que entre en la diligencia de los presos pero sin asegurarle el billete de vuelta.

De la carroza de Vox o no hay noticias o muy pocas y confusas. Ninguno de los anteriores quiere que participe en la cabalgata porque, dicen, son unos franquistas de tomo y lomo y no está nada claro que la carroza que lleven al desfile no sea en realidad un tanque camuflado. Ellos no dicen ni pío, claro. Ni falta que les hace. Los únicos que aquí llevan un tanque de verdad como Maduro son los de Podemos y la inefable Margarita Robles que incluso pasa revista en las paradas militares con traje de gala.

Esperadísima este año será la carroza de Venezuela partida en dos. La primera -un castillo fortificado con metralletas y mangueras de gas sarín- estará presidida por el tirano Maduro, con sus generales del narcotráfico, y la claque española de podemitas, etarras, separatistas, y zapateristas asociados. En la segunda -como un inmenso mar de esperanza- irá Guaidó con cuatro millones de exiliados, miles de asesinados y millones de hambrientos venezolanos pidiendo justicia, paz y pan. Y como telón de fondo, tendrá a millones de demócratas de todo el mundo pidiendo libertad.

Lógicamente, hay muchas más carrozas preparadas -la de los eres, la de Gürtel, la de los taxistas, y las de chiringuitos mil- para participar en el gran carnaval de España 2019. Pero los organizadores han cerrado el cupo y han dicho que hay que llegar a Mayo para votar si sigue el carnaval o se acabó. El resultado ya lo tiene preparado a huevo la carroza del CIS del adivino Tezanos, que es igual que Casandra pero al revés y con sueldo del Gobierno.

Conclusión: que la gente ya no cree en las carrozas y votará a su bola en contra de todo como en Andalucía. Menos Carmena, que dice que este desfile de carnaval le encanta porque no incluye a Reyes pesados y ni hay que poner cara de Belén, que es muy cansado. Y además, si todos se disfrazan y se hacen los locos, como decía San Agustín, ella incluso puede quedar hasta guapa y rejuvenecida. Menos mal que Valle-Inclán, puso las cosas en su sitio al escribir que España era una deformación grotesca de la civilización europea pasada por un inmenso carnaval.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria