Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El 'niño de Rivera' ya no pagaría por su herencia en ninguna parte de España

Cinco autonomías han vuelto a bajar su impuesto de Sucesiones este año electoral. Gabilondo propone recuperar el tributo en Madrid para legados a partir de 1,5 millones y el PP le acusa de defender "el impuesto a la muerte"

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
14/05/2019

 

El impuesto de Sucesiones ha entrado en campaña. Ha bastado el anuncio del candidato socialista a la comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, de querer rescatar el tributo en la comunidad para las herencias superiores a 1,5 millones de euros para desatar las criticas del PP que acusan al PSOE de querer recuperar el rebautizado por los populares como “impuesto a la muerte”.

De poco ha servido que Gabilondo haya explicado que su medida no afectará al 98% de los madrileños. "¿A una persona que hereda una casa, a partir de un millón y medio de euros, no cree que se le puede pedir un esfuerzo? ¿Cuántos reciben casas de un millón y medio de euros? A estos se les puede pedir un esfuerzo mayor", lanzó Gabilondo en una entrevista en Antena 3 este martes.

Otra de las propuestas socialistas incluye elevar el IRPF para las rentas más altas. “A partir de 150.000 euros se puede pedir un esfuerzo mayor. No asustemos, el 98 por ciento no lo va a notar", insistió Gabilondo

Los anuncios han servido en bandeja al PP la posibilidad de una respuesta con la que enfatizar su oferta electoral de rebajas fiscales. “A mi gente no se le mete la mano en el bolsillo” proclama en un vídeo difundido en las redes sociales la candidata madrileña del PP, Isabel Díaz Ayuso. “El impuesto de sucesiones es injusto, confiscatorio y te obliga a pagar por heredar lo que tus padres con el esfuerzo de toda una vida se ganaron”, añade el PP en su tuit.

CON LOS DEBERES HECHOS


Con este rifirrafe, el impuesto de Sucesiones ha entrado en campaña. 

Todos los gobiernos regionales, de izquierdas y derechas, llegan a las elecciones autonómicas del 26-M con los ‘deberes hechos’ en la rebaja del impuesto de Sucesiones. 

Unos y otros son conscientes de la rentabilidad electoral de bajar impuestos y el impuesto de Sucesiones se presenta como un blanco fácil en el que centrar los compromisos de rebajas fiscales. Por una parte se trata de un impuesto con un escaso peso relativo en la cesta autonómica de ingresos tributarios (el impuesto de Sucesiones y Donaciones representa en torno al 2,2% de esta cesta). Por otra parte, este tributo se presta a construir mensajes de corte populista.

EL 'NIÑO DE RIVERA'


En uno de los dos debates electorales televisados antes del 28-A, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sacó un recorte de prensa con la imagen de un niño de 10 años a quien se refirió como el español más joven arruinado por no poder pagar el Impuesto de Sucesiones del legado recibido de su padre cuando solo contaba 2 años de edad y heredó en Andalucía 296.000 euros en forma de una vivienda y una nave.

Rivera sabía y sabe que este tipo de mensajes de corte populista le ayudan a hacer llegar al electorado la propuesta de Ciudadanos de acabar con el, a su juicio, confiscatorio impuesto de Sucesiones, un propósito que comparten formaciones como el PP y Vox. 

Pero lo cierto es que ‘el niño de Rivera’ practicamente ya no pagaría impuesto de Sucesiones en ninguna comunidad. Si acaso unos 167 euros como mucho en las regiones de Murcia, La Rioja y Madrid; o bien 129 euros en Extremadura o 85 céntimos en Baleares, según los cálculos elaborados para este supuesto por el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

 COMPETENCIA FISCAL

Desde que en el 2005 la entonces presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, rompió el fuego eximiendo de tributación al 95% de las herencias, las comunidades autónomas han entrado en una competencia fiscal a la baja en el impuesto de Sucesiones a la que no se han resistido ninguna de ellas. Antes o después, de un modo y otro, con mayor o menor intensidad, de izquierdas o de derechas, todas las comunidades han entrado en el juego. 

En el 2019, coincidiendo con las elecciones autonómicas, cuatro comunidades  han optado por bajar aún más el impuesto de Sucesiones. Se trata de Madrid (PP), Aragón (PSOE), Canarias (Coalición Canaria) y Cantabria (PRC). El nuevo Gobierno de Andalucía (PP y Cs) también ha adoptado nuevas rebajas en el impuesto tras ganar las elecciones de diciembre.

En el 2018 participaron de la competición los gobiernos socialistas de Andalucía (pacto con Cs: mínimo exento de un millón) y Extremadura, así como los gobiernos de Murcia (PP), Castilla y León (PP) y Cantabria (PRC). Asturias (PSOE) también entró en la carrera a la baja sin lograr evitar que aun siga figurando como la comunidad que más grava las herencias, seguida de Castilla y León (PP), Valencia (PSOE) y Aragón (PSOE), según se desprende del último informe ‘Panorama de la Fiscalidad Autonómica’ que con carácter anual elabora el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) del Consejo General de Economistas.

TENDENCIAS 


En líneas generales, las tendencias normativas autonómicas en el impuesto de Sucesiones avanzan en la práctica desfiscalización de las herencias de padres a hijos menores de 21 años (Grupo I). Además cada vez son más las comunidades que avanzan en bonificaciones y exenciones para cónyuges, ascendientes y descendientes mayores de 21 años (Grupo II). La carrera fiscal a la baja también está llegando a las herencias a hermanos, sobrinos y otro tipo de parentescos (Grupo III) en comunidades como Canarias, Madrid o Andalucía.

 Entre las formaciones políticas, PP, Ciudadanos y Vox propugnan por la desaparición total del impuesto mientras que, desde la izquierda, el PSOE aboga por establecer un mínimo de tributación por este impuesto que permita seguir garantizando recursos a los gobiernos autonómicos y que mantenga vivo el propósito de redistribución intergeneracional que acompaña a un tributo que existe en la mayoría de los países de nuestro entorno. Esta idea forma parte de la propuesta de los expertos que participaron en el informe para la reforma de la financiación autonómica y local entregado al Gobierno en julio del 2017, cuando gobernaba el PP.  Gabilondo ha dado ahora un paso más, al proponer recuperar el tributo para las herencias más elevadas.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria