Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

150 euros por dormir al raso

MILAGROS HERVADA
01/06/2019

 

QUÉ LEJOS se encuentran a veces los mundos rural y urbano. En la ciudad los niños no han visto nunca una vaca, a no ser en la etiqueta de algún tetra brick o un quesito, no saben lo que es el tomillo y el romero, no saben que se puede ir al cole andando ni que es posible vivir sin móvil ni internet, cuando no queda más remedio.
En el pueblo se afrontan las cosas de otra manera, en general con menos estrés, sin tantas prisas, eso de ir a comer a casa no se considera un privilegio sino la rutina de cada día. Pero eso se aprecia ahora, porque durante décadas la ciudad era la panacea, el lugar donde estaba el empleo, la prosperidad, la modernidad... El que se iba a Madrid, Barcelona, Bilbao, Zarazoga... era siempre recibido como un triunfador.
Pero las visiones van cambiando. Ahora el mundo rural es lo exótico para los urbanitas, lo auténtico, y por eso el auge de las casas rurales. El sumum ya es el ejercer de pastor por propia iniciativa, incluso pagando. Una de las profesiones más duras del mundo ha logrado encontrar un tirón turístico y hay quien paga 150 euros por dormir al raso, ir rodeado de ovejas (máquinas de defecar) y recorrer hasta 30 kilómetros en largas jornadas de caminata para sentir el espíritu de lo rural y lo natural.
La razón por la que se fueron de los pueblos sus abuelos, cansados de guiar ovejas y de cultivar campos, es la que ahora atrae a los habitantes de las ciudades a ese medio rural antes denostado. Eso sí, sabiendo que después de tres noches durmiendo con el cielo como único techo volverán al piso de su bloque de barrio a una cama caliente y a un grifo con agua corriente. Está bien vivir lo auténtico pero con un rato es suficiente, aunque para disfrutar la vida de pastor haya que rascarse un poco el bolsillo. Si les hubieran dicho a los pastores de antes que iban a pagar por hacer su trabajo...

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria