Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SIN ACRITUD

En Ágreda soy frontero

 

A principios del pasado mes tuve el honor de presentar, en el Palacio de los Castejones de Agreda, la novela El último cacique escrita por un agricultor valenciano, F.A. Bellver Pavía que suele cambiar, felizmente la azada por el cálamo para desgranar sus idas y venidas literarias trufadas con ribetes historicistas.

Estar en Agreda es viajar a la intrahistoria, a lo que algunos llaman la postverdad , estratagema dialéctica más maniquea que otra cosa sin saber que la palabreja no figura en el Diccionario normativo de la RAE a pesar de que fue Ortega y Gasset, el gran intelectual del S.XX, quien la empleara a menudo.

Agreda es tan bella como atemporal en su oficio de testigo del tiempo. La villa, ubicada en las faldas del que el poeta bilbitano del s. I, Marcial, -Liber IV,LV –cita como Mons Caius, Caium – el Moncayo encanecido por sus nieves – senenque Caium nivibus. Tierra que conocemos como la Raya, la frontera cantada por el primer Marqués de Santillana, don Iñigo López de Mendoza (1388 -1458) que en sus Serranillas del Moncayo dice: «Aunque me vedes tal sayo / en Agreda soy frontero» pues estuvo de capitán frontero en esa zona de la que Pepe Tudela escribió, en la Guía que al alimón publicó con Blas Taracena; «el agredeño es más apasionado y más alegre que el soriano de la sierra y del páramo; más espontáneo y abierto, tiene más fino oído musical, es más cantador y bailador, más bebedor y gastador. Sus cantos, su léxico, sus dichos, sus diminutivos y su acento están muy teñidos de aragonesismo».¿Villa de las tres culturas?, sí, como, otras tantas que persisten en la alquimia de las historias locales.

Días atrás, en el impresionante marco del Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla, la cultura sefardí ha sido protagonista, con expertos multiculturales que han tendido un puente sobre siglos de esta nuestra historia, acercándonos a la cultura sefardí – cómo quieren y aman a España – a su gastronomía de raíces castellanas, y, a  aquellas coplas perdidas en ladino. Echo de menos jornadas de este tipo en nuestras villas de esta altiplanicie. ¿Será qué tenemos más historia que futuro?. 

En 1643 pasó por la Villa Felipe IV para visitar y pedir una Guía Espiritual a la monja con fama de Santidad, Sor María de Jesús. Quería gobernar mejor su imperio y pedía consejo. Hoy día, ¿quién se deja aconsejar en estos tiempos tan convulsos?  Será que, como decía, prima el maniqueísmo. Pasear por Agreda cura esta esta zozobra del espíritu, lo recomiendo.

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria