Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Alea iacta est (y ya era hora)

P. P. S.
26/05/2019

 

LA SUERTE está echada. Aunque en muchos casos no se podrá hablar de suerte sino de merecimiento. O no. Será, en cualquier caso, lo que digan los números: la suma de su voto, el del vecino, el del vecino del vecino... O tampoco. No nos engañemos, hay candidatos que se tienen ganas y su deseo de vencer está al mismo nivel que el de ver al otro en la oposición. Puede parecer una perogrullada, pero no lo es. Ha sido una campaña larga y cansina, en la que ha salido lo mejor y peor de muchos. Sé que no es políticamente correcto decirlo, pero es lo que hay. Hablo de esta convocatoria electoral tripartita (municipales, parlamentos regionales y europeas), tanto de casa como lo que hemos visto fuera. Y pongo dos ejemplos que han dado qué hablar, tal y como pretendían sus protagonistas. A ver cómo lo digo para evitar la reacción primaria del insulto. Despreciar las donaciones a la sanidad pública que hace Amancio Ortega es propio de mamarrachos; de estómagos que no digieren bien la bilis; de individuos tan demócratas que cuando no ganan el partido arengan a la afición a tomar y derribar la portería contraria. (Recordar en este punto la noche del dos de diciembre en Andalucía). Y no voy a citar a aquel en quien ustedes están pensando. Voy a por otro. Otra. La imagen de la exvicepresidenta de Castilla y León y ex procuradora que dimitió por conducir superando la tasa de alcohol, y apartada desde hace tiempo de la escena política, saludando ahora de forma efusiva a un candidato rival, la pone en evidencia a ella en un punto superior que el daño hecho a su partido. Daño pretendido porque no se entiende de otra forma una actuación que huele a revanchismo puro y duro. Las cosas buenas se dan por hecho y precisamente por ello me quedo con la última: la vuelta a la normalidad tras este 26 de mayo. (A mi espalda, Chavela Vargas... «Se me olvidó otra vez»).

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria