Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Desdramatizando ‘eso’ de los pactos

P. PEREZ SOLER
16/06/2019

 

YA ESTAMOS todos. Y ahora que lo estamos me propongo en estos poco más de 2.000 caracteres tratar de desdramatizar(me) la palabra del día, en su versión sustantiva o verbal, que tanto da: pacto, pactar. Fue el jueves por la noche, tras una conversación telefónica a media puerta cerrada escuchada por un oído infantil. Fue colgar con mi interlocutor y caerme encima... cómo les explico, un reproche en batería por mis reservas -así se entendió- a pactar. ‘Pactar y hablar es importante para acordar las cosas’. El reproche, que no es textual pero casi, se antoja de una simpleza brutal que en los días siguientes me ha dado que pensar. A una se le desmonta cual castillo de naipes parte del diccionario de sinónimos, que está para algo más que para no repetir verbos en una información. Pactar, acordar, concertar, estipular, consensuar... Intenté como pude desmontar mi aparente contradicción (porque así se entendió), con palabras como gobernabilidad, principios, estabilidad... Pero las cosas fueron a peor. A bastante peor, porque el niño de su madre siguió con la matraca. ‘Entonces qué pasa, ¿que unos pactos te gustan y otros no?’. Aquí puse cara de emoticono con ojos desorbitados y prometí veganza. Omito esta segunda respuesta porque la cosa fue para largo, eso sí, con toda la calma posible y también con todas las contradicciones que es capaz de tener el género humano. Estoy segura de que seguí incurriendo en ellas. (Tampoco venga ahora y sonría de perfil, que si hay algo en lo que nos parezcamos usted y yo es precisamente en esto de las contradicciones). Llegado el momento me vengaré de la criatura; esperaré lo que sea necesario. Y entonces le explicaré las verdades -no una, sino todas- de la palabra pactar. Y la diferencia entre un Pacto de caballeros, de boca de Sabina, y un Pacto de sangre, de la mano de Benedetti. Aunque pensándolo bien, quizá no haya tanta.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria