Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SIN ACRITUD

Las mentiras de los perdedores

 

DICEN que la historia solo la escriben los vencedores, e incluso algunos, aunque sean tiranos dictadores, se atrevan a decir, caso de Fidel Castro, que «la historias me absolverá», un claro síntoma de pedir, con antelación, perdón por las fechorías cometidas al pueblo cubano. Y en política pasa algo parecido como bien reconoció quien fuera presidente del Consejo de Ministros de nuestro País, Antonio Cánovas del Castillo, también Presidente del Congreso de Diputados, el conservador, brillante orador que no sufrió escrache alguno solo que fue asesinado por Michele Angiolillo, militante de la izquierda radical.; este prohombre apuntó: «No hay más alianzas que las que trazan los intereses, ni las habrá jamás». Y ahí está la madre del cordero de muchas de las derrotas, el «por el interés te quiero, Andrés», el caso de Pedro Sánchez – Pdr Snchz -. Su fracaso no ocupará más de dos líneas en los libros de historia, los vencidos pasan en un tris tras al cajón del olvido aún en vida, porque cuando se sube se puede uno parar, pero cuando se desciende a veces es imposible y te das con los dientes en tu soledad. Así el gran crítico político, don F. de Quevedo, con acierto reflexivo escribió que, «ningún vencido tiene justicia si lo ha de juzgar su vencedor».

La historia está saturada de perdedores como si rememorara la figura triste y desangelada de Luis XVI camino de la guillotina o, la de los ejércitos napoleónicos en retirada a través de las estepas heladas de Rusia, reflejo o antítesis de las tropas alemanas en 1941, desandando, vencidas, las huellas de sus botas. Hay mareas que todo lo devoran, pero lo que no aguanta jamás oleaje alguno es la mentira, y si Pdr Snchz hubiera leído a Félix Lope de Vega habría aprendido «que no hay tan diestra mentira / que no se venga a saber». Sí, la mentira es como la mancha de aceite, deja huellas, por mucho que se disfrace de la estupidez del texto ¿Nobel de Literatura?, «no es no». Por esto, por mentir, le pasó lo que Plutarco dice en ‘Vida de Sertorio’, «… de manera que, sin poder defenderse, murió mientras muchos le herían». El análisis del R.I.P. – Requiescat in pace – de Pdr Snchz es fácil: por mentir y por quedar engolosinado de los rufianes de la vieja política que no nueva, aquí yace el finado viendo como sus esfumados aliados niegan legitimidad al Parlamento apelando a la calle para justificar su idiotez antidemocrática.

El bipartidismo se ha quebrado por el ala izquierda esperando, por el bien de todos, que el Psoe se recomponga cuanto antes tras el deterioro de la voladura incontrolada que ha sufrido después de pasar el huracán Snchz, lo que el alcalde de Soria, en su estupendo análisis autocrítico - aun esta porque lo haga Pdr – «el hoy es malo…», publicado en este medio, califica como un intento de suicidio político el de su partido cuando ya se sabía el proyecto del ‘Gobierno Frankestein’ con los bildus, rufianes y la calaña de la compaña. El finado secretario bloqueador ha quedado bloqueado en la nada a la espera de sus ‘Memorias de mi derrota’ en las que puede describir la catalepsia de su ego y así evitar futuros que no deben volver, o, ¿ creía como Ovidio en su Metamorfosis que «soy demasiado grande para que la fortuna me hiera?. Ahora, náufrago sin pisar moqueta ni paladear poder, sin maquinar alianzas con la cizaña,… busca albergue esperando que se apague el incendio que provocó mientras el fiambre de Mariano, ¡joder con el gallego!, goza de buena salud: esperemos que ahora nos trate a los ciudadanos como adultos y a la oposición con respeto.

En el horizonte color azul gaviota anidan los Pactos de Estado mientras los apóstatas de la democracia, ‘jabalíes’ los llamaba Ortega, vocingleran la revolución que no llegará. Solo faltan los trabucaires y los comecuras en su obstruccionismo ‘de alcornoque’ como bien dice Raúl del Pozo. Representan la España de los perdedores que no quieren reconocer que sus sueños de revolución permanente es eso, sueños en maridaje con tristes proclamas de odio.

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria