Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SOBRE VIVIR

Miguel de Unamuno

 

DÍAS vividos de carnaval y nieve, con los cuadrados papiráceos [los periódicos] tratando de ponerle la boina a la noticia, para adentrarnos ahora en la cuaresma reflexiva. Al no callar la cansina y altisonante murga política en nuestro país, rescato estas palabras hoy tan de actualidad: «Un referéndum ha venido a ser esa votación del Estatuto de Autonomía de Cataluña (…).
Pero eso realmente es absurdo.

Una cosa compleja no se puede votar. Un pueblo nunca se entera suficientemente de eso. Se dice voluntad popular. El pueblo –hay que decirlo– no tiene voluntad en cosas de estas, tan complejas. Es de unos cuantos que intentan dirigirle». Son de Miguel de Unamuno (1864-1936). El famoso rector vasco de la Universidad de Salamanca, al que siempre fue leal el humilde profesor de un Instituto rural como nuestro poeta Antonio Machado, pasó por Soria en dos ocasiones.

A finales de agosto de 1931 y a mediados de julio de 1933, de lo que dejó constancia en dos bellos artículos publicados en los diarios madrileños El Sol (4-11-1931) y Ahora (18-7-1933).
Acontecimientos recientes han traído su intelectual figura a mis mientes. El primero, mi viaje a la isla canaria de Fuerteventura. A donde él fue desterrado por la dictadura de Primo de Rivera. Allí llegó el 12 de marzo de 1924 y de allí salió libre el 9 de julio. Toda una aventura quijotesca que refleja la película La isla del viento (2015) de Manuel Menchón.
Escribió versos muy hermosos de la isla, practicó el nudismo, montó en camello y recuperó la felicidad de su infancia. Sus buenos amigos majoreros, agradecidos, le levantaron un monumento en Montaña Quemada, donde deseó ser enterrado, y recuperarían después su residencia en Puerto del Rosario para Casa Museo. La que yo pude visitar.

El segundo, la representación teatral de Unamuno: venceréis pero no convenceréis protagonizada por José Luis Gómez. Cuando en el Día de la raza (12-10-1936), Unamuno se enfrentó a Millán Astray y a su desprecio a la inteligencia diciéndole que para convencer se requería persuadir y eso precisaba de algo que a su fuerza bruta le faltaba: razón.
Unamuno siempre estuvo contra esto y aquello, contra los hunos y los hotros, y apostó por una cultura con mayúscula, frente a la culturilla superficial e inconstante como la que por acá nos permitimos.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria