Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EDITORIAL

La provincia sigue sumando acotados micológicos


19/05/2019

 

LA MICOLOGÍA es un recurso cada vez más en boga y como tal se le va dando el valor merecido, lo que lleva a los pueblos que tradicionalmente han compartido su riqueza sin ningún tipo de cortapisas a querer fijar límites, y sobre todo, a aprovechar su potencial en beneficio propio. Nada más lícito.
La regulación micológica ha llegado para quedarse y es el paso definitivo para que los núcleos reciban el retorno merecido. Hasta ahora, la solicitud de permisos era obligada en tres cotos micológicos en la provincia, el de Pinares Urbión, Montes de Soria y Montes de la Comunidad de Castilla y León, aunque estos dos últimos comparten licencias. Ahora le ha llegado el turno a un cuarto coto, el de La Póveda, que si bien obtuvo el beneplácito de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a finales del pasado año, es ahora cuando estrena la dispensación de permisos, una vez que la campaña de primavera echa a andar.
La decisión se adoptó por el rechazo de La Póveda a continuar en la Asociación de Propietarios de Montes de Soria, después de que los ayuntamientos salieran de la unidad de aprovechamiento micológico del programa Micocyl que gestionaba Cesefor. A partir de ahí inició su camino en solitario para sus 2.168 hectáreas de montes de utilidad pública de todo el municipio, que abarca La Póveda, Barriomartín y Arguijo. Y Ahora es el cuarto acotado micológico que hay hasta la fecha en la provincia, por detrás del coto micológico Pinares de Urbión (cuyos titulares son los ayuntamientos de Covaleda, Duruelo, Vinuesa, Molinos de Duero, Salduero y Montenegro de Cameros), Montes de Soria (formada por 71 municipios bajo la asociación que lleva el mismo nombre), y Montes de la Comunidad de Castilla y León en Soria.
Uno de los aspectos de este cuarto coto que más llama la atención son sus tarifas, pues los foráneos se lo tendrán que pensar dos veces para solicitar y pagar el permiso. El de dos días consecutivos cuesta 20 euros mientras que el comercial de temporada se eleva a los 400 euros.
El alcalde, Rubén del Río, lo tiene claro, a las cosas hay que darles el valor que se merecen y los recursos micológicos de La Póveda son lo suficientemente sustanciosos como para justificar el precio que se ha fijado. Dice que su objetivo es dar una tarifa acorde a la valoración que hace el Ayuntamiento, atendiendo a que se trata de una zona de las más productoras. Recuerda que hasta ahora cedían al uso común más de 2.000 hectáreas para no obtener ningún beneficio y ha llegado el momento de decir basta. La riqueza micológica es evidente, a tenor de la afluencia de recolectores cada campaña que por un pago meramente simbólico podían llevarse un buen pellizco del monte soriano. El alcalde se queja de que areportar beneficios en el pueblo, dejaban el monte «destrozado», con lo que el balance se resumía en merma de recursos y cada vez más perjuicios.
En La Póveda han querido dar la vuelta a la tortilla y comenzar a sacar beneficio de unos recursos que les ofrece la naturaleza, quizá para compensar otras carencias propias del medio rural. Hartos de que los que viven en las ciudades disfruten de los frutos del pueblo sin dar apenas nada a cambio, reivindican aquello que le es propio, los recursos forestales, entre ellos el micológico.
La tendencia es esa, la creación de cotos que vayan regulando el conjunto de la provincia para dar un valor a lo que tradicionalmente ha sido patrimonio de todos, aunque quienes cuidaran el monte fuera los autóctonos. La regulación era algo obligado y lo que antes podía sonar extraño, poner puertas al campo, se ha erigido en una realidad, como la manera de los pueblos de reivindicar lo suyo y de aprovechar sus recursos.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria