Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Que usted lo bese bien

P. PEREZ SOLER
28/04/2019

 

HAY besos blancos y ricos en colores. Del primero al último están llenos de palabras e intenciones. Así, encontramos besos avinagrados y rencorosos, tan falsos como descontrolados; besos afilados que esconden una lengua bífida, con capacidad para mimetizarse.
Hay también besos rabiosos, oportunistas; radicales en tiempo y forma; son estos por lo general besos ruidosos que resultan exagerados y provocan cierto vértigo, por más que este tipo de besos desbordados obedezcan siempre a causas ciertas.
Y qué decir de los besos robados, tan necesarios en un momento dado como faltos de solidez; besos respetuosos mas insuficientes, creíbles al fin y al cabo pero con cierto regusto a equidistancia estos besos, y no por ello menos sugerentes, a decir verdad.
Apasionados e impetuosos, hay besos que provocan dudas razonables; besos capaces de conquistar a cualquier precio, que pasan de vendaval a la suavidad dependiendo del momento, tan garantistas como confusos.
Y existen besos obligados, racionales y a la vez planos; besos que pueden ser el principio y que necesitan manos para llegar al final. Sin candor, pero respetuosos, estos besos cuerdos son difíciles y a la vez inapelables. Hoy cualquier beso regala promesas de un futuro incierto. Y no se haga ilusiones: un beso nunca es suficiente, ni siquiera millones. La aritmética del beso es compleja e insaciable: mañana la otra boca le pedirá más y usted y yo nos entregaremos de nuevo a este incontenible deseo.
Ni la teoría más lógica y estructurada, ni el tratado más objetivo y analítico son capaces de aproximarse a la pasión íntima que provoca el beso. Poco más que decir en esta alegoría. Que usted lo bese bien hoy, este domingo 28A.
Confío en haberle animado a hacerlo. No hay nada más edificante, más humano, que besar.

 

Última hora

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria