Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA RINCONADA

Afal, de la residencia ‘fallida’ en Trévago a sentarse en el banquillo

El Ayuntamiento adquirió por 48.000 euros una parcela para cedérsela pero la recuperó

Toño Carrillo
19/12/2014

 

Trévago estuvo cerca de acoger un gran proyecto vinculado a Afal, la sociedad que en la actualidad está siendo objeto de proceso judicial por, presuntamente, apropiarse de los bienes de enfermos de alzheimer que en teoría debía tutelar. En el caso de la localidad soriana, se acordó la construcción de un gran complejo residencial para enfermos con esta patología que finalmente no llegó a levantarse. En la actualidad, los bienes de la Fundación Afal están embargados y pesa sobre su cúpula -todos ellos imputados en el proceso- una fianza civil de 18 millones de euros.

El Ayuntamiento llegó a adquirir una parcela de 25.000 metros cuadrados por 48.000 euros para cedérsela, pero ante las sospechas de que el proyecto no prosperaba decidió recuperarla. ‘Villafal’, que así se llamaba la iniciativa sólo dejó desilusión entre los vecinos.

El alcalde de Trévago, Anselmo Jiménez, explicó que la historia se remonta a la legislatura 2007-2011, cuando el Ayuntamiento planteó la posibilidad de «instalar una residencia de ancianos normal y corriente. Se trabajó mucho», incluyendo un estudio que «sí daba viabilidad» al centro geriátrico.

No obstante «el Ayuntamiento intentó buscar financiación pública» y resultó «complicado». Entonces «se quedó el asunto medio guardado en un cajón. Sin mucha tardanza se puso en contacto con el Ayuntamiento Afal, que no sé exactamente cómo se enteró», apuntó el actual alcalde.

Comenzaron entonces «las reuniones. Nosotros planteamos la residencia y ellos dijeron que tenían un proyecto más ambicioso», dedicado especialmente a «personas con alzheimer. Fue trabajándose la idea y vimos que era un proyecto mejor, más interesante».

«Se tomó una decisión y se aprobó -entonces Trévago funcionaba en Concejo Abierto- de trabajar con Azal y facilitar su ubicación. Decidimos la compra de una parcela de 25.000 metros cuadrados y en su momento cederlo por convenio», eso sí, con cláusulas restrictivas como la obligatoriedad de destinarlo «a uso sanitario sin que pudiese destinarse a otros usos».

Jíménez relató cómo «ese contrato se llegó a firmar y se empezó a trabajar». Llegó un «borrador de proyecto espectacular, en el que figuraba hasta el más mínimo detalle», desde la distribución de espacios y habitaciones hasta los servicios sanitarios, todo ello enfocado a los enfermos de alzheimer y sus familiares. La idea pasaba «no por una residencia al uso, sino por pequeños bungalows para el enfermo y un acompañante». No se trataba de un centro ‘definitivo’, sino enfocado principalmente a estancias temporales como pudiesen ser unas vacaciones con el enfermo en un entorno especialmente diseñado a la medida de sus necesidades.

«De repente, sobre 2010 ó 2011, empezó a diluirse el ánimo», aseveró el alcalde. «Empezaban a poner distancia, explicando como que no era muy rentable, que sería mejor llevarlo al entorno de una gran ciudad. Se estancaron, y el Ayuntamiento no estaba por la labor de continuar eternamente».

Vista la situación, desde el Consistorio trevagüés se optó por «forzar a que se decidiesen» con un ‘sí’ o un ‘no’. «Pero nunca tuvimos contestación a favor o en contra. El Ayuntamiento desistió de continuar y se rescindió el contrato», recuperando la parcela cedida.

Gracias a ello, los ‘daños’ fueron limitados. «El Ayuntamiento de Trévago invirtió dinero, pero no se quedó con las arcas vacías». Eso sí, Jiménez reconoció que «a la hora de valorar el precio de la finca no es igual para la agricultura que para este fin». No obstante «el Ayuntamiento salió indemne», teniendo en cuenta que la residencia estaba presupuestada en tres millones de euros y el complejo construido finalmente en Madrid se elevaba a 17 millones de euros.

Por el momento, el proyecto inicial de la residencia sigue sin ponerse en marcha aunque «Trévago está siempre buscando algún tipo de iniciativa». No obstante «esto fue un golpe fuerte a nivel emocional. El pueblo había puesto mucho trabajo, mucha ilusión... y sin saber lo de ahora. Fue triste para todos».

Al menos, sirvió de punto de inicio para otras ideas. «A partir de ahí miramos a otros proyectos como el turismo rural o el patrimonio. ¿La residencia? Los expedientes nunca se cierran porque hay mucho trabajo detrás, pero no sé si saldrá adelante», concluyó Jiménez. Ahora queda una parcela municipal que se podrá destinar a esas nuevas líneas de desarrollo.

El proyecto, en cuatro fases, contemplaba una residencia para 22 enfermos que se ampliaría más adelante, así como 36 bungalows de 60 metros cuadrados, aprovechando sus cubiertas inclinadas para crear un parque de placas solares que abasteciese de calor a las instalaciones. También se proponía una zona de paseo psicomotriz, zonas deportivas al aire libre e incluso una pequeña playa artificial. De aquel documento sólo queda el terreno y un recuerdo triste.

 

© Copyright EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@hds-elmundo.es

EDITORA DE PRENSA SORIANA, SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria